Ir al contenido principal

trabajo, hijos, abandono y realidad

Yo, como saben, tengo muchas preguntas sobre el tiempo con los hijos, el trabajo, la calidad de vida, la felicida, tener plata, poder viajar, poder comprar colchon, poder jugar...y no esta resuelta en lo más mínimo. Lei un texto e Laura Gutman que enviaron a un egroup y se lo envie a mi mejor amiga de la U, mama de Valentina. Esta es su respuesta, la publico por sensata, pertinente y sentida...porque conozco bien los sentimientos que describe...me refleja bien...

También me parece interesante, sobre todo lo referido a la "violencia del desamparo" y lo de los líos y las inseguridades afectivas de los adultos relacionadas con la falta de un adecuado maternaje.
Pero también me deja pensativa, porque en una sociedad como esta, es muy difícil dedicarse exclusivamente a los hijos y más cuando somos clase media o baja, me duele y me preocupa todo el tiempo que los tenemos que dejar solos, los cansancios de las noches que físicamente, no dejan jugar con ellos, los fines de semana atiborrados de trabajo, y claro que uno como mamá puede escoger, pero hasta un punto, porque aqui lo que nos peliamos es la mera sobrevivencia, no la vivencia, esta última se queda para después, un después que nunca llega, y pasa el tiempo y pasa el tiempo y se haces planes pero la vivencia nunca llega.
Entonces, estamos en un callejón sin salida? porque son muchas mamás las que no tenemos la posibilidad de exclusividad con nuestros hijos, y entonces estamos siendo violentas? porque al final y al cabo nos vamos, en la miurada del niño abandonamos, sea por una, dos o siete horas, pero igual es separeción, entonces esto reproducirá un círculo de violencia, de ese que se desprende del desamparo? es bastante triste, porque en una mirada rápida y en otra un poco mas detenida, no son muchas las opciones que tenemos la mayoría de madres por lo menos de este país...

Olga Riveros

Comentarios

Ana Maria D dijo…
Estoy totalmente de acuerdo. Esa es la realidad de muchas, por no decir la mayoria, de mamas en la Colombia actual. Viviendo una dualidad entre el querer y el poder. Si estas con los hijos todo el tiempo aun a costa de que ellos dejen de comer, no es esta tambien una forma de violencia y de maltrato?
Estando yo aqui en Australia empiezo a darme cuenta que en mi Colombia somos ESCLAVOS del tiempo y me queda tambien claro lo que significa el termino CALIDAD DE VIDA.
Ana Maria D dijo…
Se me olvido escribir, que aunque ha sido duro, por la lejania y porque realmente amo a Colombia, agradezco a la vida la oportunidad de estar aqui buscando nuevos caminos para el bienestar de mi familia. Al principio pense que serian cambios economicos y ahora veo que los cambios son a todo nivel, ahora estoy mucho mas cerca de mis hijos y sin la angustia de la plata pues el trabajo de mi esposo alcanza para lo necesario.
JANN dijo…
SI TIENEN RAZON, ES MUY BERRACO, POR ESO A VECES UNO SE SOPORTA EN ALEJARSE UN POCO DEL CONSUMISMO Y VER OTRAS OPCIONES DE VIDA QUE LE PERMITAN A UNO DISFRUTAR DE US HIJOS Y NO TENR QUE GASTAR TANTO DINERO,

Y SI LO DE LA VIVENCIA YO LO VIVO A DIARIO, LLEVO 7 AÑOS SOÑANDO CON VOLVER AL CHOCÓ AHORA CON MIS HIJOS Y NO HE PODIDO, PERO BUENO SEGUIRE SOÑANDO,

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …