Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2007

Ayer con Laura Valentina

Cuando llegué a la casa después de una reunión de trabajo me encontré con dos chicas untadas de pintura y colbón hasta la cabeza y un pequeñito cantando a todo pulmón. Laura Valentina, la mejor amiga de mi hija (escolarizada) trajo unos libros de actividades, muy bonitos por cierto, y habían pasado la tarde haciendo unas muñequitas con vestidos de papel. Laura hizo una sirena y una bruja, Rosario, una princesa y un pirata cuyo parche en el ojo era una delicada composciónde botones sobrepuestos....

Rodrigo por supuesto, jugaba futbol con su bolita de icopor, poco le interesaba que se convirtiera en personaje. Lo suyo es la música.

Y la magia se veía en los ojos de Mario. "Bonito pasar la tarde así, me divertí mucho"...y Laura dijo "en esta casa si que se hacen actividades cheveres!".

Creo que educar no es mas sino divertirse juntos un rato, tener tiempo para disfrutar, para DISFRUTAR!

Mañana salimos de viaje y no podré bloggear por unos días pero volveré recargada de en…

Crecer Sin Escuela

[...]"En realidad no se trataba de un niño que pasaba su tiempo delante de un ordenador, sino de una pareja, Lola y Gabriel, cuyo objetivo en la educación de sus hijos es potenciar su espíritu independiente y crítico, la confianza en sí mismos y en su creatividad para resolver los problemas según su propio criterio y capacidades para encontrar recursos. "Consideramos", dice Lola, "que lo primordial en la educación es el respeto al niño y son las asignaturas las que deben adaptarse a su personalidad, talento y preferencias y no al contrario. Cuando nuestro hijo mayor, que ahora tiene 8 años, llegó a la edad escolar, buscamos un colegio en el que al menos una parte de estos requisitos los pusieran en práctica. Pero no encontrarnos ninguno. Como creemos que somos los padres los primeros responsables y después los profesionales de la educación, optamos por educarle en casa". Su formación se realiza al estilo de la de un adulto autodidacta, que abarca tanto el dibu…

Un día como hoy es Jueves con Matías

Hoy, para Rosario, fue un jueves normal: fue a donde Matías toda la mañana, almorzó con él, y luego la recojimos para ir a clase de música. Hemos estado intentando hacer un experimento colaborativo con la otra familia desescolarizadora urbana que conocemos cuyos hijos tienen edades similares a los nuestros (Matías tien 4 recién cumplidos y Libertad, 7 meses). Nos tomó mucho tienmpo lograrlo, la verdad, pero ahora lo que hacemos es que los lunes viene Matías y los jueves va Rosario.

Y cada familia se encarga de que su día sea especial. El tipo de actividades ha variado mucho, desde pintar o hacer cositas de greda en casa, como hoy, hasta ir a las bibliotecas, o caminar por la zona de los disturbios tras la visita de Bush. Lo importante es jugar mucho, y conversar.

Matías para nuestra familia es un reto. En parte porque somos muy distintos a sus padres ( a veces me pregunto si el reto son ellos o los niños), y de lo poco que tenemos en común, la certeza de que la desescolarización es la d…

In memoriam Edda

Ayer alguien murió, no importa quien. Asistir a un entierro, con sus ceremonias de dolor y sus reiteraciones es, además de tedioso, muy edificante. Lo pone a uno a pensar y observar. Le recuerda a uno que uno también se va a morir.

Para los niños la muerte es algo que los adultos no entendemos. Por ejemplo, Rosario ha dicho varias veces "ay pobre" cuando uno le dice que se muere alguien (muchas veces no recuerda bien la referencia de quien muere sino por un regalito que le dio hace un año, o algo así), pero hoy ante el noticiero de la mañana en que recordaron dos víctimas dijo: "menos mal que solo fueron dos. Dos no importa, no ma?" Y yo le dije como la adulta que soy (¿qué habrá pasado con mis otras múltiples edades?) "no miamor, cualquier vida importa, así sea una, así suene "poquito". Me acordé del dolor que causa una sola muerte. Una sola desgarra a varios miembros de una familia, los exprime de ausencia, de desesperación. Rosario ha visto morir m…

LA RIQUEZA ESCONDIDA por William Ospina

Hace unos cuatro años tuve la oportunidad de visitar la India. Ya de regreso, alguien me preguntó si no me había impresionado mucho la pobreza, y no pude recordar si había visto pobres en la India. Por supuesto, vi innumerables personas que carecen de muchas cosas, pero me pareció que no había pobreza en los términos en que nosotros la conocemos aquí. Hay mendigos, hay incluso personas que pertenecen a la casta de los intocables, que son discriminados por los demás y sólo pueden ejercer los oficios más humildes. Pero por el curioso orden mental que allá impera, no hay nadie que esté despojado de un lugar en el cosmos, todo el mundo tiene una explicación filosófica y trascendental sobre su situación, y entiende o cree entender el puesto que el ha tocado en el universo. Tal vez por eso pocos se rebelan contra su situación. Al cabo de un determinado número de reencarnaciones tendrán aquello de lo que ahora carecen, o mejor aún, acaso logren escapar a la rueda de las transmigraciones e i…

El librazo

Hoy me lo terminé. Lo leí todo con una avidez que desconozco para la lectura "científica"--sea lo que sea ese extraño término. El libro es increible mezcla poesía y literatura con hallazgos científicos de última generación. Con una prosa soberbia, y con una furia impresionante, el libro denuncia los modos de la sociedad del éxito en la que vivimos. Exige respeto por nuestra naturaleza biológica, por nuestras respuestas mamíferas en contra de nuestra existencia reptil.

Pone cada cosa en su lugar: el amor como fuente de equilibrio límbico entre los seres, la familia como tejido emocional colectivo indispensable para el fortalecmeinto de cada miembro, la comunidad como prolongación de lo que nos hace parte de algo. Y por eso mismo, logra conmover hasta al más incauto con su denuncia del cruel abandono de los niños en guarderías desde su más vulnerable edad; arremete con la obligatoriedad de poner el trabajo y el éxito como paradigmas de logro y felicidad solo apra abandonarno…

Un libro

Una amiga coparticipante en la desescolarización de los chicos, Alejandra, me prestó un libro sorprendente:

A GENERAL THEORY OF LOVE. Thomas Lewis, Fari Amini, Richard Lannon. Vintage Books: New York, 2001.

Es impresionante. Explica bellamente la neurociencia que existe detrás del amor. Ataca fuertemente al psicoanàlisis, sustentando nuestra relación evolutiva con otros animales. Describe con increìble detalle los modos en los que el cerebro siente y piensa...

Me emocionó mucho descubrir que el conocimiento está lejos de ser cognición y que sabemos de formas muy diversas...

Me emocionó que el amor sea científicamente el motor de la vida, y la forma garantizada de hacer las cosas bien como mamá. Seguiré escribiendo sobre esto.

Tener un blog y Por que desescolarizamos I

Abrir un blog es casi tan aterrador como no escolarizar a los hijos...este blog...pretende, ¡por fin!, poner en palabras la difícil experiencia de lograr una educación distinta para los hijos...sin la escuela.

En esta entrada lo importante, creo, es aclarar por qué: la razón fundamental es que la educación pública en Colombia es una educación para los pobres, mientras que la privada es para los ricos. Y así parezca simple esta razón es gigantesca en sus implicaciones.

Implica por ejemplo, que adquirir uno o más idiomas es exclusividad de los que pagan. Implica también que en ninguna parte se mezclan los ricos con los pobres. Implica que los pobres están sometidos a calidades y pruebas de competencia.

Pero implica, más grave aún, que uno debe estar adscrito a uno de los dos. Al entrar en un colegio público, uno entra también a un círculo social, a un juego de lógicas e intereses. Igual pasa con los colegios privados.

Simplemente no creo que debamos aceptarlo, y con mi esposo, hemos estado…