Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2017

Este día de la madre es el que soñe

Quise tener a mis hijos joven para llegar un día a esta realidad: que mi hija tuviera 15 y yo 40. Me parece una diferencia sensata, y me permite vivir una buena parte de mi propia vida, mientras la veo extender las alas de la suya. Y por fin llegó este anhelo. Y con él, la certeza de que el nido que construyen con uno es una condición temporal, finita y pequeña donde lo que les enseñamos es a ser, nunca a pensar ni a vivir. Eso lo deciden ellos mismos.


Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …

Volviendo a la escuela

Desde el viernes pasado, mi cabeza está rumiando esta entrada, como en los viejos tiempos. Siento que si no escribo las palabras se me atraviesan en los pensamientos, obstaculizándolos.

Un poco de contexto
Se que escribo poco ya. Mis hijos están más grandes. Hacemos muchas cosas, todo ha salido bien, son maduros, brillantes, curiosos y amorosos, la desescolarización parece haber funcionado. Yo me he dedicado en cuerpo y alma a sacar adelante a FEM, mi proyecto de vida. Hacemos muchas cosas, que otro día contaré porque aquí no caben.
Hace unos 8 meses discutimos con una parte del equipo de FEM la necesidad de hacer un trabajo de intervención en un colegio rural, por solicitud de su rector. Animado por nuestra reputación, y un buen hombre él mismo, pedía ayuda ante lo que veía como una situación de muy difícil solución. Desde agosto del 2016, iniciamos un apoyo pedagógico al colegio, basado en nuestros prinicipios rectores: flexibilidad, adaptabilidad, experimentación, y aprender hacien…