Translate

lunes, 18 de mayo de 2015

Catarsis sobre el Ego

Pienso mucho en el ego. Desde pequeña me educaron en dos cosas importantes: la búsqueda de la excelencia, y la vanidad. No pienso decir si cada una fue buena o mala pero sí voy a intentar una reflexión sobre la configuración de un caracter fuerte en una mujer. Durante mucho tiempo no pensé que hubiera asuntos de género que impactaran mi vida, pero hoy que he ido aprendiendo, pienso que sí y mucho...elaboremos.

Mi abuela que me crió es muy requete muy muy muy vanidosa. Y así lo fui yo también. La vanidad trae consigo un hambre de atención muy intensa y una fragilidad frente a la opinión del otro sobre cómo te ves. También, en mi caso, trajo desengaños amorosos por gente que decía quererme pero no me quería completa, solo al cuerpo que soy. Sin embargo, iniciar mi vida en un contexto de mujer empoderada con la vanidad, como lo es aún mi abuela, me dio la certeza de que una mujer podía ser segura. Y desde pequeña, por la fortuna que tuve de tener esa influencia, lo fui. No tuve complejos intelectuales, y al principio, tampoco físicos. Aprendí y disfruté desde muy pequeña a expresar mi punto de vista.

Y entré al mundo real. Calculo yo que eso fue hace unos 20 años, cuando cumplía 18. Me di cuenta que no quería que mi cuerpo fuera la interface de quien soy y empece a jugar con los prejuicios de las demas personas a través del color del pelo, de quitármelo del todo, de engordar. Por fortuna encontré entonces una pareja que jugó a eso conmigo y cuyo papel en mi vida fue el de traer a Rosario y Rodrigo. Y de quererme con alas, y gorda y calva y flaca y lactante.

Pero también pasaron otras cosas...pasé de ser "excelente" (recuerdan? eso era clave en mi casa) a ser "exigente". Y pasé de ser "segura" a ser "arrogante". En ninguno de los dos casos vi yo transformación alguna. Fue LA MIRADA DEL OTRO la que en vez de dotarme de mis caracteristicas de manera positiva, me las convirtieron en una fuente de dolor y confusion. Odio ser llamada prepotente. No lo soy. Nunca le  he dicho a nadie "es que ud. no sabe quien soy yo", ni me atrevería a humillar una persona por dinero, ni por nada. NO veo a una persona arrogante compartiendo conocimientos gratis, ni a un prepotente comiendo sancocho sentado en el piso con unos niños de una zona rural apartada. Pasé sin mas y en la misma lógica de ser "lider" a ser "egocentrica" y "mandona". No me gustan esos juicios emitidos sobre la persona que soy... siendo tan fácil encontrarme otros defectos, esos sí mucho más concretos. Ademas tienen un tufillo machista que ahora noto con mucha más destreza.

Ahora bien, analicemos la otra frase: buscar la excelencia. No puedo recordar cuantas veces me martillaron eso en la cabeza entre mi abuelo y el colegio. Tanto que hoy soy, sí, exigente. Pero una salvedad, no exijo PERFECCION, por supuesto que no. Lo que exijo es COMPROMISO. Y eso me ha traidos una reputacion extraña de controladora, de autoritaria en la que, lo siento, tampoco me reconozco. Y es porque la gente es laxa en su noción de ser. Ser profesional es tener un puesto de corbata, donde ganas bien pero haces poco. Ser mamá es cumplir con todos los requisitos del colegio. Ser mujer es aguantar sin poner límite toda la basura emocional de todo el mundo. Ser estudiante es pasar sin esforzarse. Pues no. Uno tambien puede exigir equilibrar las cosas: puede exigir que el trabajador o estudiante hagan su trabajo, puede exigir a los amigos que hagan mas presencia, puede pedirle a los hijos distancia y tiempo para la mujer, uno puede exigirle a sus empleados que actúen mejor. Todo eso se puede si uno se dota a si mismo de un lugar.

Y yo les enseño eso a los chicos desde bebés...y veo como ya...aunque pequeñitos, les empieza a suceder: ella es "mandona" o "autoritaria" porque es segura y ejerce liderazgo, y él es "sapo" porque tiene muy clara la noción de lo que considera correcto y lo dice con tranquilidad y carácter a los demás.

Y tambien veo como construyen poder los más narcisos, los que captan la atención de los demás por medio de trucos y manupulaciones. Y veo como el narcisismo y la opresion se parecen. Y veo como cada vez mas al saber menos de criar, de poner limites, se educan hijos más narcisos, mas autoritarios y con peor liderazgo.

Y en efecto, de mi se puede decir que soy impaciente, malgeniada, perfeccionista. Que me comunico con poca asertividad, que hablo mucho, que trabajo en exceso. Estamos lejos de ser perfectos pero en lo que somos buenos, lo somos. Y buscando a ver como explicar cómo somos, me encontré con esta belleza de video que resalta unas vitudes que para nosotros son estructurales y de las que poco...poquísimo se habla ya en un mundo de individualismo y dinero. Por favor compartanlo...se necesita mucha mas gente asi:

(este post como la mayoria de mis posts es un poco confuso...no esta hecho para ser leido tanto como para que yo exprese cosas...perdonaran los lectores que me sorprendo aun tener...)

lunes, 4 de mayo de 2015

Premio a la mujer equivocada

Ayer me enteré que recibí el premio a la Mujer Talid 2015 en Cartagena. Es un premio pequeño que busca "resaltar la labor incansable de muchas mujeres en la ciudad que luchan por cambiar la realidad de su entorno, haciendo caso a su carácter altruista y desinteresado".  El premio me lo dan el 4 de julio, pero ya sentí esa ráfaga de buena vibra con los más de 300 mensajes que he recibido como felicitación. Los agradezco inmensamente sobre todo porque muchos vienen con frases como "te lo mereces" y "eres un modelo a seguir". Esa es una responsabilidad gigantesca. GIGANTESCA. Y yo, a mi mejor estilo, quiero compartir con uds. mis contradicciones y mis dudas, para que problematicemos juntos el éxito, los logros, los temores y las dudas.

Soy una madre separada (cuasi soltera) desescolarizadora y con sueños propios de lograr usar mi talento y mi energía para mejorar lo que me rodea. Esta oración suena linda, pero es una locura antinatural, ridícula y hasta violenta. Me explico:

Sobre la fundación

Llevo 5 años trabajando para mi propia Fundación. Si me ha pagado 4 salarios, no me ha pagado más en todo ese tiempo. He logrado mantener mi casa porque a la par con FEM hago consultorías "de todas las calañas".  A veces logro trabajar poco tiempo y ganar mucho, para vivir el resto del tiempo sin remuneración. A veces no. Y tengo que trabajar por salarios pequeños en medios tiempos, para sostener la casa y la Fundación. Muchas mañanas me levanto con vértigo del futuro porque no se ni con qué pagaré el siguiente arriendo de mi casa, y mucho menos el de la oficina.

Formulo proyectos todos los días, siempre estoy pendiente de un cierre de convocatoria, de una información crítica de una fecha límite. Me como las uñas, y aplazo salir a caminar porque me levanto a las 4am y en vez de hacer ejercicio como siempre es mi plan, lo cambio por sentarme en el computador a ver cómo más hacer. Nunca me ha afectado el tamaño de mi cuerpo, pero después del chikungunya he pensado varias veces que tengo que adelgazar porque aun me duele todo.

Mas de una vez mis proyectos han sido escogidos para ser financiados por su calidad. Y cuando van a poner los recursos, aparece algún funionarillo a pedirme un 30%.  FEM lleva 4 años sin operar un solo peso del gobierno, así no se puede. No estamos dispuestos.

Sobre la innovación social

Entonces a finales del 2013 decidimos crear empresas para sostener a FEM, una agencia de viajes, y un hostal, que nos mantengan. Pero también estos tienen curva de aprendizaje, logros, errores y puntos de equilibrio. También tiene gastos de funcionamiento, inversiones iniciales. Tampoco llegan tan pronto. Ademas, en vez de ánimos recibes críticas de la gente porque ahora vas a "vender", "exotizar", "explotar". Es increíble lo satanizado que tenemos el dinero. Y quiero resaltar algo, el dinero no es el problema. El problema es la ética detrás del uso que se le da. Creo que lo mismo pasa con el poder. Ni el dinero ni el poder corrompen, creo yo, solo hacen visible lo que realmente es.

En 2014 aprendimos a hacer crowdfunding lanzando un proyecto en conjunto con una organización que luego, cuando recibió una mega donación, nos sacó por la puerta de atrás y casi sin avisarnos, aún cuando habíamos sido nosotros los que habíamos logrado darle la atención suficiente a la infraestructura. Debe ser que soy una hueva, o tal vez sea que soy de las pocas personas que confían, por que soy confiable, y "el ladrón juzga por su condición". Nos quedamos sin lugar pero con proyecto, porque la gente misma de la comunidad nos pidió que continuáramos, en casas prestadas, y en las canchas del barrio. He ahí un buen par de indicadores de legitimidad y confianza. (para ver de que se trata "Mi Casa Club", sigan este link).

Esta es la historia de la Fundación, y de la "mentalidad emprendedora" que nos ha tocado crear para poder sobrevivir. Lo lograremos, lo se, pero no es absurdo que una buena organización, con indicadores y profesionales locales e internacionales de la calidad de los nuestros, no haya podido pasar de malvivir? Qué dice eso de los proyectos "bottom up" en Colombia? Y cómo será para una organización donde la directora no sea bilingüe y no sepa formular proyectos? Es más difícil??!!! No. Es imposible. Si FEM, que es capaz de dictar conferencias internacionales en Londres, Lausana y Willemstad, de traer voluntarios de Oxford, Stanford, y varias universidades europeas, no es visible para el gobierno como un interlocutor válido, entonces quién? FEM tendría unos indicadores de impacto sobresalientes si lograra su tope de operación, pero en Colombia es preferible financiar el asistencialismo (con sus réditos electorales) que el desarrollo, y eso cansa mucho.

Ser "emprendedor" e "innovador" también es falaz. Ya no tenes el mismo tiempo para hacer consultorías, y dices, pues que "mi negocio" me mantenga con poco mientras logra punto de equilibrio. Esto quiere decir que eres el TODERO de la empresa, y te ganas...el mínimo si te va bien. Es decir, cerca de una quinta parte de los gastos de las 3 personas que componen mi casa. Las políticas de innovación acaso no entienden que trabajar con y para la base de la pirámide implican unos esfuerzos de inversión mayores? Y mientras tanto las políticas de capital semilla se llaman "nanocréditos"...imagínense, más pequeños que los microcréditos. Con ese dinero qué empresa puede crecer?

Ahora entonces me encargo de FEM, de la empresa diseñada para mantenerla (Cartagena Insider) y del nuevo proyecto que contribuya a su sostenibilidad (el hostal).... y de la educación de mis hijos.

El padre de mis hijos aporta 1/5 parte de lo que cuestan los gastos de la casa. Claro, tal vez si viviera en una ciudad más barata... Tanto él como mi madre han ofrecido alguna vez pagar el colegio de Rosario y Rodrigo, que vale más, y yo siempre me pregunto, ¿por qué no me ofrecen ese dinero para educarlos como yo quiero? Pero en fin, no voy a repetir las razones por las que no quiero que vayan a un colegio ni privado ni publico en Colombia. El punto es que la legislación en Colombia parece proteger a las mujeres, y probablemente dé a las mujeres pobres algunos beneficios (como los subsidios, la educación gratuita para ellas y los hijos), pero a mi?  A una mujer educada y de clase media como yo ERA, no se me ofrece NADA. Y por ende, ya no soy clase media, cada vez voy bajando en la estratificación. Me he mudado 7 veces en los 8 años que llevo en Cartagena, porque en esta ciudad que se gentrifica por minuto a ningún arrendador le causa agüero sacarte al año y cobrarle el doble del arriendo al siguiente. Aquí nada se regula, nada se controla, nada se supervisa, y mucho menos se castiga. Llevo 8 años viviendo aquí y detestando a los taxistas por ser tan abusivos, de los cuales no una sino VARIAS veces, alguno me ha tratado de pegar. Así o más claro?

¿Y?

Pero ...
porqué en mi momento de euforia por ser declarada heroína pública decido decir esto?

Porque sinceramente creo que no es suficiente ni con mi esfuerzo, ni con el apoyo viral (en likes y afirmaciones) de todos mis amigos. FEM necesita apoyo real, manifestado en hechos:

1. Proyectos financiados por el gobierno sin "tajada" (FEM tiene radicados 4 MGA increíbles para el plan de desarrollo del distrito, a los cuales se las hecho ya todo el lobby del mundo...pero..."como es año electoral"...)

2. Donaciones que por pequeñas que sean nos hagan posibles. En todas partes del mundo, las organizaciones como la nuestra salen adelante por el apoyo de la gente común y corriente. Nosotros tenemos un motor de donaciones recurrentes (de débito automático de la tarjeta de crédito) via Pagosonline o un sitio donde hacer donaciones cada vez que se pueda (tarjeta debito y crédito): http://femcolombia.org/donations/

3. Y Colombia necesita un debate real sobre las políticas para las mujeres y la calidad de la educación. Pero no en marchas y consignas vacuas, ni en feminismos trasnochados. Las mujeres en Colombia necesitamos hechos: capital semilla para empresas, educación sobre la crianza, colegios incluyentes y confiables, control tarifario, trabajo con conciliación laboral.

Sin su apoyo, no podemos contra la corrupción, contra la desesperanza, la desidia y el descontrol, en medio de este caos. Los exhorto a que acompañen su apoyo por mi trabajo y el de mis equipos, con acciones efectivas que nos den visibilidad y viabilidad.

No podemos seguir exaltando a las mujeres por medírsele a estos niveles de autocastigo y esfuerzo titánico. Hay que premiar a los modelos de rol, pero que sean VIABLES y repetibles. Yo, así, no soy modelo de nadie. Nadie estará dispuesto a hacer las cosas en estas condiciones. Y ese es justamente el problema. Que yo sea la excepción y no la regla es lo que nos tiene como estamos.

NOTA: Si no me quiere ayudar a mi y a FEM, búsquese una organización que le guste pero con base en dos criterios.
Criterio 1:
Si esta organización se acabara, lo que la comunidad ha recibido de ellos queda con ellos, o se pierde? Por ejemplo, si dan mercados, pues la comida se acaba y no se hizo nada; pero si enseñaron una metodología de ahorro comunitario, así la organización se vaya, la comunidad queda empoderada.

Criterio 2:
Lo que la organización hace por la comunidad crea dependencia o independencia?

Los europeos, los australianos y los norteamericanos la tienen clara. Dar es hacer posible. Por eso el crowdfunding en el mundo tiene gran éxito...pero aquí? Aquí nos falta capital social. Cambiemos ya.

domingo, 3 de mayo de 2015

la psicologia

Entiendo poco sobre mi propia mente, extremadamente poco. He leído sobre patologías, disfurto el psicoanlaisis, y me encanta la Loba....

pero mi cabeza es a veces muy extraña.