Ir al contenido principal

todos mienten

Ya que estoy en esto de la tribu, me he puesto a pensar mucho en la forma como se construye el mundo particular de las personas...siempra ha sido de mi interés conocer más a fondo la cotidianidad, cómo hacen las cosas, de dónde sacan la plata, cómo cocinan, cómo se enfadan, cómo besan, qué las hace reir, qué llorar...

Recuerdo desde muy chica la curiosidad que me invadía por mirar por las ventanas de las casas, hacia adentro, ver los muebles, los gustos, de la gente... Incluso hoy suelo entrar a ver apartamentos que se arriendan sólo para llenarme de esas cotidianidades desconocidas como una especie de fetiche.

Y en estos días, he descubierto algo doloroso, muy doloroso. No quiero que piensen que es algo unidimensional, ni mucho menos. Pero he descubierto algo que parece obvio, pero que me ha caído encima con todo el peso de su significado. La gente miente mucho, se enferma de su cotidianidad...le duele ser quien es...

(Aquí entra el cuento de la tribu, creo que parte de la comodidad es porque me he sentido honesta.)

A los ricos, especialmente los colombianos, por algún lado se les sale la culpa de que en este país no exista ni un solo capital honesto: el dinero aquí está bañado en sangre, y punto. Seguramente saltarán muchos en desacuerdo...ingenuos tal vez. A los pobres les duele su pobreza, "que perdone por todo lo malo" es una típica frase de despedida después de un banquete...

La clase media está parada en la extraña consigna de Papuchis: aquí no hay que ser sino que aparentar...

Los exitosos lloran en silencio por sus hijos, pero les dicen "campeón" con una extraña voz impostada... Los fracasados, lloran por lo que no han sido, por no haber creído, por no perseverar, o por ser honestos hasta el tuétano...

Las parejas felices suelen estar plagadas de maltratos, hasta físicos. Las parejas infelices suelen seguir con su mentira por el sacrificio de hacer a los hijos felices...

Los solteros lloran su soledad. Los casados añoran la libertad...

En fin--no se si lo he podido expresar correctamente, porque parece una entrada sobre las contradicciones, pero es más sobre las mentiras que nos decimos a nosotros mismos.

Y es que la mentira es ley. SI no lo fuera, no habría exitosos programas de televisión basados en un polígrafo. Nadie debería necesitar un polígrafo ante su familia, ante lo que más quiere o si?

Yo miento tambien. Pero tengo la tranquilidad de mentir "hacia arriba" y no "hacia abajo". A mis padres y sus familias, les sostengo algunas mentirillas, por no causarles un dolor que no entenderían nunca... Pero a mis hijos, a mis hijos...NUNCA!

Planeo y hasta ahora he podido ser con ellos, quien soy. Mario me conoce completamente desnuda...completamente, no solo desnuda de cuerpo.

Y planeo que, con la tribu que se está conformando, si jugamos correctamente sea así... No tener que fingir ni inteligencia, ni academia, ni fuerza, ni bajeza, ni astucia, ni profesionalismo, ni ganas, ni risa, ni dolor, ni felicidad, ni maltrato, ni éxito, ni fracaso, ni riqueza, ni pobreza....

Eso sí que debe ser un acto de libertad!

Comentarios

JAN dijo…
lei una vez en un tratado de cosas orientales que el ser humano siempre tiene caretas puestas, a veces tenemos una careta para cada persona o grupo de personas, yo tambien lo hago con mis papas, que vaina, pero asi es, con mis suegros tambien, pero tambien pienso que con mis mis hijos no lo hare, para nada.

Espero que en la pandilla logre salir nuestro yo mas real, eso sera basico para que funcione, si no pues pasara a ser cualqueir grupo de apariencias y ya.+

que si se nos sale un madrazo, que si no sabemos de algun tema, que si cualquier cosa el otro no juzgue eso es básico,

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …