Ir al contenido principal

Sobre mujeres inofensivas y la santidad maternal

Me quedé pensando en cosas desde el post anterior...

Las madres, socialmente, tenemos que ser buenas, educadas, calladas, pudorosas...pensar en una madre bisexual o en una madre que dice muchas groserías se sale de los parámetros de lo "normal". Pensar en mamás que no somos santas (afortunadamente) o quee somos rebeldes, como quiera que entendamos la palabra, parece un despropósito.

Por eso me parece tan resistente, tan importante, tan vital, ser yo con mis hijos. Enfrentarlos en mis defectos, mis dolores, mis virtudes, mis enojos, mis incapacidades, mis fuerzas, mis pasiones, mis intensidades, mis debilidades. Enfrentarnos como individuos, conociéndonos a fondo, pasando tiempo juntos (cantidad no calidad, la calidad de tiempo con los hijos no existe). No "actuando" por dos horas entre el momento que se despegan de la tele y se acuestan a dormir...no dejando de fumar o de tomarme una cerveza frente a ellos, sino dándoles la información para saber qué son y porqué lo hago. Soy el tipo de persona que le gustaría que todos sus actos fueran públicos, porque la esfera privada es la esfera de la negación, de la mentira, de la hipocresía. No hagas en privado lo que no puedas en público.

Las mujeres inofensivas y las mamás santas, especies muy comunes en la biosfera occidental urbana, me dan miedo. Parafraseando, "Si no saben son unas imbéciles, si saben y callan, unas criminales".

*************

Rosario y Laura han tomado clases de natación juntas en la UPN desde la semana pasada...Rosario no es muy amiga del agua, no le gusta el contacto con la cara, en especial con los ojos. Pero me encantó verla hoy sin flotadores, muy segura...y feliz. En estos días la estoy viendo más grande, como que pegó uno de esos saltos en el desarrollo que a los papás nos asustan, y nos llenan de orgullo. Habla de otra forma, está como más compleja en las preguntas, las respuestas, los chistes, las relaciones....

linda mi chiquitina

Comentarios

Las amas de casa desesperadas:

Anita; la situación en otros puntos del continente no es mejor. En esta oportunidad no estamos hablando de instalaciones geográficas, idiosincrasias o niveles académicos. Somo compañeros permanentes de individuos que aborrecen lo libertario y el derrumbe de las estructuras. No tiene nada que ver cuanto estudiaste, con quién te acuestas, ni a que diosecillo le gimes... Temo y disfruto al mismo tiempo esa falta escencial de creación de individuos de lo que tanto no hablan en las noticias. XJMX
gerente dijo…
jejeje, tengo un punto a discutir, obviamente sin autoridad moral para hacerlo.
como hacemos para dejar de decir groserías y para educar niños que no sean groseros.
no sería un buen reto que sin dejar de tener carácter, cosas como por ejemplo, ser "jetisucios" o fumadores, se pudieran mejorar por una causa como los hijos, o soy un utópico. . .
repito, sin autoridad moral para decirlo, solo uno de esos cuestionamientos que cada rato me patean
Ana María dijo…
Sr. Gerente:
Yo no creo que haya determinismo en ese asunto, los niños que ven fuma no fuman automaticamente. Conozco casos de fumadores compulsivos que han hecho entedre a sus hijos que eso es un problema para ellos, que a veces no lo puede uno manejar, que no caigan...y no caen!

O de las gorserias, es como el aguardiente. NO porque los adultos tomen pueden tomar los niños...si son conscientes de que la bebida contiene un veneno, pues no la toman...así otros lo hagan...

o pues eso creo yo...

creo mucho mas en la fomración y la información que en la prohibición...

esto fomenta la autorregulacion y no la necesidad de tener siempre a alguien dandole ordenes a uno...

un abrazo
janneth dijo…
creo mucho mas en la formación y la información que en la prohibición...

yo le agregaría a esta frase a nombre propio, creo en el ejemplo, yo si he cambiado muchísimas cosas desde que soy mama por que hay cosas que no quiero que ellos copien de mi, por ejemplo las groserías, yo era super grosera, pero muy grosera, y ahora de vez en cuando se me sale una, eso lo cambie por mis hijos, para darles un ambiente mas amoroso y menos agresivo, estoy de acuerdo con que una estalla con la vida todo el tiempo, pero hay formas de hacerlo
que no sean groserias.

y en tema global, pues los seres perfectos no existen y tambien creo que ellos nos deben conocer como somos no estar haciendo una doble vida, si vamos a cambiar en algo que sea de corazon.
y otro punto que tocaste y que me encanto por que estoy de acuerdo, es lo del tiempo de calidad, para mi ese es un sofisma de distracion es como dar permiso socialmente para abandonar a los hijos todo el día y darles un ratico, nada mas, esa es una de esas cosas que no soporto, por que es una simple justificacion de nuestra incapacidad de afrontar el ser padres,

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …