Ir al contenido principal

los niños televidentes

Lo primero que hay que reconocer es que en este proceso de desescolarización la tele juega un papel importante, por lo menos en el sentido en que siempre estamos pensando qué hacer con ella. En nuestra casa el debate es álgido ya que Mario es realizador de Cine y TV y considera que es indispensable crear un criterio televidente y que, como en todo lo demás, la prohibición sólo genera mayor inquietud de parte de los chicos. Ël mismo es un televidente compulsivo...

Anoto aquí la lista de unos mínimos que tenemos en la casa y la forma como los intentamos cumplir:

1. Los chicos solo ven Discovery Kids. EN algunos casos ven otros canales siempre y cuando los programas sean especiales para niños (Señal Colombia, Nickelodeon--Nick Junior, Disney Channel)

A veces incumplimos ya sea con Animal Planet o con la TV Nacional (algunos programas de concurso les gustan como Factor XS o los de pruebas--muy ocasionalmente). Incumplimos a menudo con los noticieros pero cuando sucede SIEMPRE hablamos con ellos sobre las noticias. (Rosario incluso sabe la hora de las noticias y nos llama...).

*Un día incluso los llevamos a la calle a constatar que lo que decían las noticias no era cierto y que había diferentes formas de ver el mundo y decirlo públicamente (les mostramos diferentes emisiones de la misma noticia para que vieran las versiones). Fue muy interesante. Desde ahí Rosario ha demostrado con claridad que entiende que lo que sale en tele está sujeto a ser interpretado.


2. No se deben ver más de 3 programas al días con lo que hemos denominado característica de intencionalidad...no veo "lo que salga", sino "lo que quiero ver". En el caso de Rosario es HI5 y ahora un Mundo Grandotote. Antes era Backyardigans y Dragon Tales. En fin, más chiquita
era Teletubbies, y en algunos casos es Dora la Exploradora. Tambén nos gusta mucho Art Attack.

Cuando estamos enfermos incumplimos esta regla por mucho. (Esto no me gusta tanto porque entonces, si rose quiere ver más tele, no será que finje estar enferma? Esa pregunta es mía no creo que haya pasado.) Lo que hacemos es mantener la regla de intencionalidad, pero nos turnamos, papas ven esto, chiquitos esto....pero en la camita uno ve mucha mas tele.

Aqui deberíamos poner algo sobre las películas...no las incluimos en lso tres programas...son adicionales porque son excepcionales. Rosario ve en casa peliculas tales como HArry POtter que considero tienen escenas que en apntalla gigante pueden ser simplemente aterradoras para un niño o niña. Las animadas sí las vemos en cine. (Estamos esperando Ratatouille y Shrek con mucha emoción)

3. Hay programas para adultos, para bebés, para niños pequeños y para niños grandes. Los chicos nos pueden ver películas "de grandes" ni telenovelas. Se nos han colado algunos videos musicales que no considero apropiados, pero tampoco es que me encante ejercer la censura. Igual lo hago poco. Rosario se autorregula bastante.

*Recuerdo una vez que íbamos en bus a ver a mi mamá en Tibasosa y dieron alguna película de esas de armas y peleas tipo Van Damme. Rosario vio el comienzo y luego me dijo, "mami, no veamos eso que está bien feo, para que..."

Esto no lo incumplimos sino con los noticieros que son muy violentos. La excusa es un pequeño bálsamo moral: la supuesta realidad que muestran. Aunque reconocemos en esto una contradicción, me siento cómoda con la forma como lo hemos manejado hasta ahora.

Estoy orgullosa de decir que Rosario no debe haber visto más de 5 asesinatos en tele (y por estar en casas ajenas, o con cuidadores externos). Esa estadística es radicalmente diferente a las que hay por internet que dicen que un niño qeu ve tel sin supervisión, a los 5 años, ha visto más de 2000 muertes violentas.

*Hace dos semanas e la U vi 300, la pelicula (una de mis favoritas). Casi se me cae la cara de ver una chiquita de escasos 6 años viéndola y contando que "ya se la había visto antes" (como lo demostraba el hecho que siempre decía qué iba a pasar). La película es bellísima pero cada cosa a su debido teimpo, no? Hace como 3 años, un amiguito de Rosario subió al estudio mientras los niños hacían una activiadad con mi hermanita. Nosotros veíamos una película con intensas imágenes sexuales (no me acuerdo cual era) y los padres que estaban ahí no decían nada. Yo lo dije. Me paré y le dije que no podía ver tele con nosotros porque la película no era apta, y punto. Te vas para abajo. Me dio hasta rabia con los papás.

4. En nuestra casa NUNCA se desayuna, almuerza o come frente al tele. Ocasionalmente, tomamos onces ahí. Preferiblemente no. Tampoco se mantiene el tele prendido para que "haga compañia".

Ah...algo se me olvidó. Siempre esto con ellos mientras ven tele, aprovecho y reviso mi correo o bloggeo un rato. Me se las canciones, las coreografías...las hago toditas!

La tele, desafortunadamente está en el cuarto de los papás (ha paseado mucho porque nuestra casa no tiene un espacio como para ella, estuvo en la sala antes de eso pero no nos gustaba). Luego estuvo en el estudio e interfería con el trabajo. No hay sino un tele en la casa.

Inevitablemente, Rodri ha visto mucha mas tele que Rosario a su edad, por su influencia. Además le ha tocado adaptarse y esboza los mismos gustos de su hermana. Supongo que eso es normal en el desarrollo de los hermanitos.

En las familias desescolarizadoras la tele es importante. Da un tiempo de relax y de desconcetarse de los chicos...que de otra forma es dificil...esto debe ser controversial pero, si los papas que envian al hijo 8 horas al colegio los ponen frente al tele cuando llegan del cole... (compararse por lo bajo está mal, lo se...pero es que nosotros tampoco podemos pretender que no nos cansamos).

El debate es candente...y me gustaría ver comentarios al respecto. Mario dice que la tele es igual que la imprenta en su momento y que el internet en la actualidad (reconozco que el bloggeo, por ejemplo, le quita tiempo a otras cosas...y se vuelve un ejercicio obsesivo...jiji)

P.D. Puse un PDF en mi BOX, abajo a la izquierda sobre este tema. Me parece muy importante que lo revisen.

Comentarios

Karen dijo…
Hola Ana María,
En la casa también tenemos una tele, a la cual le quitamos el cable hace un par de años. En ella sólo se ven películas que nosotros aprobamos.
Sólo se puede ver una película al día y no todos los días quieren ver. Normalmente las ven dos veces por semana.
En cuanto a la computadora, más o menos una vez por semana dejo que juegue Rafita (5) con ella una hora.
He descubierto que en especial Rafita se estresa mucho y a veces se pone agresivo si ve mucha tele o está mucho rato en la computadora.
A Rebeca (3), por el contrario, no le gusta mucho la tele y sólo dura unos minutos viéndola.
Prefiero que los niños se mantengan ocupados en otras cosas, como ayudar en la casa y jugar.
Cuando van a casa de mi mamá -que es una fanática de la televisión, que tal como comentas, aunque no la esté viendo, dice que se siente acompañada-, ella les deja cuánta televisión aguanten, pero sólo Discovery Kids. Lo bueno es que los niños no ven mucho porque no están acostumbrados y se fastidian.
Por otro lado, ahora les ha dado un gran interés por los documentales, cosa que me apoya en la educación en casa.
En cuanto a mi esposo y a mi, sólo vemos películas una vez por semana en la tele. De las noticias nos enteramos por internet.
Por último, creo también que la tele mientras se controle, es una buena herramienta para la educación y para el relax de mamá.
Saludos de México,
Karen

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …