Ir al contenido principal

dolores

Antes tenía un blog en el que escribía mis dolores, era un blog íntimo, solo para mi pero he notado que no lo volví a usar. Creo que se debe a dos cosas. Por un lado a que expreso mejor mis cosas por la vía de las redes sociales ahora (tengo un twitter quejón, un facebook iluso, y este blog cada vez más intimista). Por otro lado porque he perdido el pudor. Casi por completo. Ya no siento la necesidad de que mi debilidad sea privada; a esto ha contribuido en gran medida la construcción de una "comunidad" alrededor de este blog que me da ánimos cuando los necesito, me sanciona cuando lo necesito, me acompaña cuando lo necesito. Hasta me hace urras cuando lo necesito.

Sooooo, inhalo.

Hoy fui una bruja. He llorado todo el día por la culpa que me produce el momento en el que se me sale el demonio, grito, digo cosas que no quiero, hiero. Me da rabia pero el oficio de la casa simplemente me saca de quicio...y estoy en una encrucijada que no se como resolver:

1. si no hago oficio y delego eso en una empleada de servicio, mis hijos se relajan, no hacen nada y aprenden a depender de alguien que les haga las vainas. Por más que yo le insista a la empleada (sea quien sea) que NO les haga las cosas, las termina haciendo porque es más eficiente para ella.

2. ODio hacer oficio! Odio que mucho tiempo vital útil se la pase uno lavando ropa, colgandola, lavando loza, guardándola, barriendo, trapeando, recogiendo regueros, una y otra vez!!!!!!!!!!!!!!!! Me enoja que la cocine dure limpia 17 segundos. Y me da rabia con mis hijos por ser unos eternos productores de desorden...No soy lo más sicorrígido del mundo, pero me estoy volviendo porque ellos no tienen matices, para enseñarles toca que quede claro lo que es "recogido" y "desordenado". No hay matices...

Me da rabia que me de rabia. ME da rabia odiar eso, porque entonces sufro haciéndolo. Y reconozco que en el fondo es satisfactorio ver que Rosi y Rodri cargan con su propia carga...pero...a qué costos. A veces me pogno histérica para que me hagan caso, odian recoger...y toca obligarlos a algunas cosas...si lo hago me siento lo peor, pero odio el desorden si no lo hago.

Me entienden? Se identifican?

Se que no puedo dejar que llegue a extremos como hoy. HOy pasó una burrada (Rosario escondió la ropa limpia (recien lavada) en la carbonera para no doblarla y por supuesto la ensució de nuevo) y yo casi me estallo de la ira. Sobre todo por el gesto de mejor esconderla que hacerlo para poder jugar...me dio mucha rabia, pero... el YA alaridoso que me salió no lo quiero volver a gritar nunca. Ni la mirada amarga, ni la rabia absurda e impotente.

No quiero esa energia para mi. Pero tampoco quiero vivir en pocilgas. Ya lo he hecho, me gusta más mi casita cuidadita.

Uf...
este blog es terapia, es definitivo. Ahí afuera está. Denme palo. Denme ideas. Lo que sea.

Comentarios

madame web dijo…
Pues que te digo...desde que te conozco..o sea, hace un montón de años, siempre hubo en tu casa quien hiciera ese oficio (loza, ropa, aseo) y en mi casa también. Yo me estrelle con la realidad cuando tuve apartamento. Y entonces me di cuenta que hay cosas del oficio que me gusta hacer y las hago con gusto; y las que no me gusta hacer las negociaba con mis hermanos. Claro que te hablo de no hace mucho. Ahora que vivo con mi familia "extraña" (tu la conoces) hay cosas que hago por que me nace...aunque eso no signifique que mi casa parece una taza de te. A mi me gusta mucho encargarme de la lavada de la ropa y la doblada. Me gusta cocinar y lavar platos...pero no vasos ni cubiertos. Tal vez tengas que preguntarles que les gusta y así repartir oficios. En la casa de uno de mis primos hay un horario, así que cada quien se encarga de algo una semana y van rotando...ese también es un buen sistema.
Este comentario no va para ningún sitio...jejeje...solo para que sepas que te leo siempre y que no comento mucho, pero por acá estoy.
Kari dijo…
Hola Ana...te sigo hace un tiempo y no puedo quedarme indiferente ante esta entrada, ya que yo siento lo mismo!. Generalmente habia alguien en casa que se encargaba de todo, pero ahora que me toca recoger el desorden y cocinar, me muero por la pérdida de tiempo que esto implica y la consiguiente sensación de ahogo y frustración que provoca...y ten por seguro que habemos muchos "monstruos" que estallamos al repetir la rutina mil veces al día, cuando en realidad quisiéramos estar trabajando en algo mas edificante. Yo consigo ayuda de mis petisas cuando lo hacemos todo juntas, cuando planeamos el día para terminar nuestros trabajos individuales rápido, limpiar y cocinar algo que coordinemos todas (y que por supuesto nos guste)y finalmente guardar un tiempazo para hacer alguna actividad juntas...así, las cosas se hacen rápido (a la medida de las posibilidades de cada quien)y se descubren gustos...yo por ejemplo descubrí que les encanta cocinar y son unas maravillosas reposteras. Un saludo desde Bolivia
Anónimo dijo…
Hola Ana, me identifico totalmente contigo, los sábados especialmente,se me habían vuelto los días más fastidiosos e insoportables por hacer el "oficio de la casa" y eso q mi apto.es repequeñito, pero mi esposo y mi hija lo convertían en un chiquero en un santiamén...
He discutido mucho con ellos y también se me ha salido el demonio y grito y termino llorando...ufff, es q se pierde mucho tiempo organizando y aseando toooodoooo.
Te contaré que como "solución", no sé por cuánto tiempo funcione, pero lo siguiente me funcionó(aunq casi se me revienta la hiel..jeejejejeje). Pues sí, los dejé 15 días contados, sin hacer gota de aseo, encontraban todo tal cual lo dejaban, empezaron a quejarse y quejarse, pero esta madre no movió un dedo por su consorte e hija. Así que poco a poco comenzaron a organizar sus cosas, hicieron aseo y entendieron que es mejor un hogar aseado y organizado, y que obviamente, cuesta trabajo hacerlo,ahora valoran lo q hago y colaboran por días con los oficios de la casa, por ejemplo; lunes Lau lava platos,Cris limpia nevera y yo limpio horno.....así pasando 2 días para no aburrirnos tanto y cubrir todos los oficios, nos organizamos y hasta ahora todo va bien, espero q siga así por muchooo tiempo...Ojalá y esta experiencia te sirva. Un abrazo desde el sur del país-

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …