Ir al contenido principal

Imagenes del encuentro

Quiero seleccionar y compartir algunas de las imágenes que capturamos en el Encuentro. Cabe agradecer a grandes y a chicos por acompañarnos y disfrutar con nosotros.

La reunión, al cabo de unos minutos, nos resultó... bueno nos pareció mejor plan salir al parque.


Yo me ofrecí a jugar con los chicos. Había siete en este momento, eran como las cuatro de la tarde.


Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete... dos, dos, tres... tres, tres.... ¿dónde está el otro? ah aca. cinco.... dos. ok. uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete... .... ...


yo no dejaba, obviamente, de contar


Una anecdota: llegó una vendedora de algodón de azucar, voceando, claro, sus algodones. Yo me le acerqué (separados por la reja del edificio de Andrés) y le dije "me vas a hacer quebrar", "¿por qué?", "los siete son míos"


Llegaron dos chicos más: Mafe y su hermano. Yo pensé que eran chicos de la reunión, pero realmente eran niños que viven en este edificio. Jugaron con nosotros, se nos sumaron... ahora eran nueve... con Mafe nos hemos visto después

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis.... dos allá, tal y tal.


Hora del refrigerio (y del frio)



Los papás habían hablado todo este tiempo. Allá ellos.


Entramos para tomar refrigerio. Ya comenzó a enfriar un poco. Despúes de comer llegó el momento para compartir nuestros juguetes. Permitimos que los niños se enfrentaran ellos mismos a esta actividad. Ningún papá dió reglas de juego, los chicos completamente se organizaron. ¿Saben qué? No hubo niños llorando. No emergió ningun papá para disolver una disputa.


Los niños repartieron los juguetes, conforme lo que su propio citerio les sugirió. Teníamos una actividad planeada para un momento posterior: teníamos papeles de colores, papel periódico, colbón (pegamento para papel), marcadores y hojas de papel en blanco. Nuestra meta: cada niño hará un dibujo de sí mismo.


Imágenes de los niños trabajando. Ellos mismos pusieron sus reglas para lograr sus proyectos. He notado que los niños encuentran, dentro de su naturaleza, una paz y una alegría al hacer lo que ellos quieren. Si un chico está realmente motivado por algo, jugará hasta terminar lo que se propuso.

Talvez el problema transgeneracional, como papás, es no entender los tiempos y las necesidades de un niño en las actividades que le resulten importantes. Ofuscarse en este sentido, pasar por encima de esto es, en esto creo, no respetarlos en un nivel de individuos.


La persona, la naturaleza humana, demanda respeto. Salir bien librado como papá es buscar una conciliación hacia la diferencia individual en la familia y pasar por encima de los preconceptos , los temores y sobre el sentido del poder obligatorio sobre el otro.


Esa tarde los niños trabajaron muy felizmente. Muy libertariamente.

También he sabido de personas que comentan, muy seriamente, que los grupos desescolarizados son mucho mejor "portados" que los grupos escolarizados. Esto, claramente, está dentro de un juicio de valor. Pero, lo que quiero rescatar de esa tarde es un sentido de solidaridad y cariño que sí pude percibir entonces.


Los chicos pidieron las cosas con amabilidad, sin quitarle los materiales a la fuerza a los demás, enfocados en sus propios proyectos, sin mayor problema con los detalles de la otredad (edad, género...), colaorándose entre sí. ¿Qué piensa usted como lector? ¿Hay algún agente que pueda señalar y apoyar/negar esta relación descolarización y buen/mal trato?


Rosario en su pieza. Acá pone su nariz. Ella se concentró particularmente, me parece, en su pelo.


Al final de la jornada este es el trabajo de Rodriguito. Lo tenemos exhibido en casa de Andrés. Seguimos dibujando a diario. Y caminando... y riéndonos... ojala nos veamos pronto.

Comentarios

Jime... dijo…
Si, muy de acuerdo con todo lo expuesto,así lo vivo en casa, con los dos crios, uno los respeta y acompaña y magicamente recibe respeto y compañia :)
Besos!!!
Me encantó poder vivenciar esta experiencia a travez de tus palabras y las fotos (que estan buenisimas!!!) Besos!!!
Maria dijo…
Me alegra que saliera todo tan bien. 1beso y ánimos en vuestro proyecto.
JANN dijo…
me reí , muchísimo con este post,

lo de los juguetes, si ustedes tiene razón, cada chino cogió lo que quería, mis hijos cogieron como mas de la cuenta no?, bueno no se como fue su negociación, estuvo chevere la cosa
Ana Maria D dijo…
Me alegra que la reunión haya salido asi de bien. Respecto al modo de trabajar de los niños, no podría decir hasta que punto es por ser desescolarizados. Según mi experiencia los colegios en Bogotá (los que conocí como profe y como madre)son demasiado estrictos y castrantes, no se deja a los niños crear, ni compartir, ni medir, ni usar por si mismos los materiales. El adulto siempre controla todo y decide como, cuando y donde los niños van a trabajar...por supuesto los niños están desmotivados y a lamenor señal de libertad se pelean porque todos la quieren. Aqui en Australia he visto y vivido algo distinto. En el kinder de mi Isa ellos mismos hacen sus cosas, escogen sus materiales y son libres para crear. A mi me ha tocado desintoxicarme de lo que significó ser profe de preescolar castrante y autoritaria y volverme en casa laxa y descomplicda, asi yo sólo pongo los materiales que Isabel y Pablo me piden y ellos solitos hacen a su gusto sus esculturas o dibujos. Los dos comparten, se turnan, se ayudan y veo esa calma y solidaridad de la que ustedes hablan en el post.

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …