Ir al contenido principal

Por qué abrí con amig@s nuestra propia Fundación

1. porque la comunidad no son sus "líderes" (ojalá lo fueran, un lider se prueba por sus resultados, si las comunidades llevan "así" toda la vida, algo pasa con el líder, no creen?)
2. porque usualmente lo comunitario se construye EN LO CONCRETO. En el cuidado de los niñ@s, en la construcción de pequeñas obras y en su mantenimiento, en los eventos....
3. porque no nos hablemos mierda, son las mujeres las que hacen las cosas mientras los hombres hablan. Tiene excepciones esta regla, pero va.
4. porque no nos gusta imponer nuestra agenda a las comunidades. Respetamos las prioridades y ritmos de ellas mismas. No presentamos proyectos para recibir financiación sino que nos financiamos con crowdfunding, para podernos dar este lujo. Es mas lento y mas dificil pero tiene impacto verdadero. Medible. MAs detalles aqui.
5. porque trabajamos en esto, pagos o voluntarios, porque nos GUSTA, no nos toca. Lo ahcemos con pasión, lo hacemos bien, y por compromiso AFECTIVO con la gente con la que trabajamos.
6. porque necesitaba hacer homeschooling a mi manera, y no tener que consultar con jefes si mis hijos participan en las actividades de la fundación o no. ROsario hasta contabilidad ha hecho. Rodri, ya pronto.
7. porque me llena de orgullo decir esta frase cada vez que presento FEM ante una comunidad:

"no les vamos a pedir plata nunca, ni les vamos a dar plata nunca. Tampoco esperen de nosotros mercaditos, juguetes de plástico para los niños en navidad,  ni colchones. Venimos es a que pensemos juntos cómo resolver las cosas, para podernos ir a otra comunidad cuando las cosas aquí estén resueltas. Tenemos mucho trabajo. Hay muchas comunidades que necesitan descubrir qué quieren y cómo lograrlo. Ah! Y tampoco esperen que les hablemos nunca de ningún político. No pertenecemos sino a nosotr@s mism@s."

He dicho.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Este día de la madre es el que soñe

Quise tener a mis hijos joven para llegar un día a esta realidad: que mi hija tuviera 15 y yo 40. Me parece una diferencia sensata, y me permite vivir una buena parte de mi propia vida, mientras la veo extender las alas de la suya. Y por fin llegó este anhelo. Y con él, la certeza de que el nido que construyen con uno es una condición temporal, finita y pequeña donde lo que les enseñamos es a ser, nunca a pensar ni a vivir. Eso lo deciden ellos mismos.