Ir al contenido principal

A propósito del matrimonio igualitario

Unas reflexiones que me suscita todo esto...

En primer lugar pienso en el interesantísimo dilema shakespeariano (como se escribirá eso) de ser o no ser. Yo nunca he sabido qué soy...habiendo dicho muchas veces por intuición e impulso, "uds. las mujeres". He tenido relaciones importantes con chicas, he sido pareja de chicos, al final no me fijo mucho en eso...y por eso en el espectro L (de lesbiana), G (de Gay), B (de bisexual) o T (de transexual)...pues solo no me identifico con la T (aunque Lana Wachowski me encanta en el sentido de encantar, de puro amor platónico, si la tuviera enfrente, con seguridad buscaría tener algo con ella).

No pienso entonces sobre si uno se debe casar como hombre, como mujer o como alguna de las otras denominaciones. Creo fundamental que tod@s tengamos la misma libertad de hacer lo que se nos de la gana. Educar a nuestros hijos en casa, casarnos con un perro, vestirnos de payasos, estudiar física nuclear, ser músicos, andar desnudos por la calle. Creo que la libertad es la capacidad que debería tener cada quien de asumir las consecuencias de las decisiones que toma para ser él o ella mism@.

En ese sentido ni el matrimonio estaría en debate, puesto que el deber ser no es la existencia exterior de la relación entre dos, sino justamente lo contrario: el conjunto de reglas que hacen posible la institución del amor entre dos individuos (parafraseando a mi amiga libia). NADIE , entonces, podría tomar una decisión legítima (si bien no legal) sobre esa decisión.

Pero todos necesitamos tanta aprobación exterior que da náuseas. Entiendo que con el matrimonio igualitario se accede a una batería de derechos patrimoniales que a nadie le interesa tener que ceder o negociar. Pero la verdad... tantas parejas tienen matrimonios igualitarios de hecho, tan felices, tan maduros y tan libres... que al cuerno con la legislación!

Es como si nosotros, los unschoolers, diéramos la pelea en el congreso. Para qué? Para darle contentillo a los 5 que se nos quieren meter en la vida? Entiendo la necesidad de visibilidad. La necesidad de justicia. Entiendo y he vivido en el cuero la discriminación por mis inclinaciones sexuales, las burlas, los juicios...DETESTO el sexismo implicito que hay en la discusión de las mujeres lesbianas...

Pero la verdad, me parece un desgaste. El que tiene los cojones de ser él o ella misma, vivirá con quien se le de la gana. Y si muere, le dejará en el testamento su fortuna o infortunio. Y mandará a la mierda a la familia si no está de acuerdo. Y de paso mandará a la mierda a todo el que no esté de acuerdo. Y entonces será una prueba más de amor.

Creo en la democracia, creo qeu los derechos deben ser iguales. Defiendo la necesidad de que las leyes INCLUYAN a los que están EXCLUIDOS.

Pero repetimos incesantes el santanderismo legalista que hace que nuestro país sea insoportablemente burocrático y lleno de almas cobardes.

Si nos dejan sin matrimonio igualitario nos dejaremos de amar? Yo por lo menos, no. Ni sabré si me cobija el matrimonio igualitario o el no igualitario (heterosexual)...porque no me dio la gana de casarme ni por el estado ni por la iglesia cuando lo hice. Ni se si soy bisexual o lesbiana o heterosexual...y solo tener que autoclasificarme permanentemente en una de  estas tres condiciones, me da vértigo, miedo y un poco de lástima por el recorte a mis alas que implica.

En fin...esto pienso...

Y que Gerlein y todos los que han expresado con tanta ignorancia su homofobia son unos payasos, pero eso ya lo sabía. Como ellos es medio país sexista, homofóbico y discriminador, y ese sí es un problema real.

Comentarios

Liseth Almeida dijo…
Estadísticamente los que mas han sido discriminados son las mujeres, los grupos étnicos y los homo sexuales. ¿Por qué el Estado ha emitido leyes, creado o financiado instituciones para garantizar los derechos de los dos primeros, y atenta contra el reconocimiento de los derecho de los últimos?
¿Por qué el Estado reconoce el derecho de que se casen unos y otros no. ¿A quien $%&# le importa con quién?.
Al fin y al cabo el único requisito para que alguien se case es que el otro diga que SÍ, ¿no?.
Idea millonaria: Si el Congreso combatiera como gata boca arriba la corrupción como lo hace con el matrimonio igualitario, Colombia sería un paraíso terrenal.
Respetemos el Estado, respetemos las instituciones. Hagamos del amor una institución, cada quién que mire con quién.
nena dijo…
Te pasaste, eres tremenda, sueño con tener un blog como el tuyo, por ahora el tiempo me da para comentarlos solamente.
Un abrazo,
Ximena
mamá de 3, homeschooler, separada, trabajadora y dueña de casa(ufff!!.. leer tu blog es una gran compañía para mi)

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …