Ir al contenido principal

Respuesta a la pregunta de ¿Por qué vivo en Cartagena?

Esto lo escribí en Facebook el 20 de marzo y, entonces, no me parecía pertinente para este blog. Ahora que Cartagena me increpa con fuerza, ha recobrado pertinencia:


Tanto me preguntan...que es mejor hacer esta entrada ya que en mis blogs rompe con los contenidos. Vivo en Cartagena porque aquí me siento útil. Vivir en el centro de Colombia tiene sus ventajas, es más bonita, es más limpia, la vida social es más diversa, la cabeza es más librepensante, la gente está pensando en cosas un poco más sofisticadas...en fin. Esas son las cosas que llaman a quienes de aquí solo quieren salir corriendo para allá.  

Cartagena es una ciudad rota. Clasista, racista, polvorienta, amarga...y turística. Qué paradójico. Por eso, aquí mi vida a vuelto a ser una aventura. Todo el tiempo estoy en "modo cambio", aquí la transformación social no es ni revolucionaria, ni ingenua, ni terrorista, es necesaria! Lo reconocen así todas las esferas de la sociedad, la institución donde trabajo, la iglesia, las comunidades. Las cosas deben ser cambiadas. Y yo creo que puedo contribuir a ejercer algunos cambios, sobre todo en la mentalidad de las personas, por eso me hice educadora y no otra cosa.  

Hay gente que cree que vivir aquí es un desperdicio. Que yo debería estar en otra parte haciendo otra cosa. Probablemente se refieran a "ganando más plata". Seguro, si yo lo decidiera así, así sería. Pero, y en esto he sido históricamente soberana por fortuna, yo soy la dueña de mi vida. No hago las cosas ni porque me lo imponga mi clase social, ni por plata, ni por estatus. Probablemente sea una tontería, sea una estupidez, como dice mi mamá, que destruya todo mi capital político, social y económico. Pero me ha hecho quien soy, me ha preservado de caerme es vanidades y banalidades.  

Aquí ser mujer es más difícil. Aquí educar politólogos es más difícil. Aquí generar procesos es más difícil. Aquí ser profesional es más difícil. No me importa. Porque siento que mi responsabilidad como mujer, politóloga, inteligente y profesional es trabajar aquí, por mi país, construyendo así sean mínimos proyectos colectivos. A Colombia la destruye el pensamiento individualista que la caracteriza...  

Sería más facil, ya se, irme a donde los estudiantes, por ejemplo, ya sepan leer, ya hayan leido. Donde sepan ya escribir, pongan las tildes y las mayúsculas, y yo no me demore 1 hora por trabajo corrigiendo la forma. Será más facil donde entrenar a un asistente dura 1 mes y no un año. En otras universidades sería más fácil y más rápido que yo publicara libros usufructuando sus inteligencias. Lo que pasa es que aquí la gente es mucho más experimentada, tiene ideas mucho más precisas de la problemática social, pero no lo sabe. No le han enseñado a expresarse. No han deducido, inducido...La educación escolar ha cumplido su papel: los ha hecho creerse tontos y actuar en consecuencia. En la mía, me toca empezar casi de 0, los estudiantes han sido despojados de toda posibilidad de tener habitus, entre las prioridades de la casa y las estupideces del colegio, la formación ha quedado muy incompleta. Deberían ver los mapamundis que fabriqué esta semana con los primíparos...son el resultado de 14 años de formación escolar en la periferia. Para qué conocer el mundo? PAra qué saber de nuestros despojos? Si podemos mamar ron...Por supuesto, es aquí, y no en ningún otro lugar, donde debo vivir. Aquí donde la formación es incompleta, solo alguien lo suficientemente hábil para completarla debe hacer los esfuerzos del caso. Si no, eso sí sería un desperdicio.  

POdrían pensar que esto es pensamiento colonialista...civilizador, típico de "una cachaca". Tal vez. No puedo negar que suena mesiánico...pero no es ese el cariz que quiero darle. Es más la cuestión de la opción de hacer esfuerzo de no jugármela por lo más fácil, no se por qué soy experta en hacerme las coas más difíciles. Pero así...he aprendido tantas cosas...me mantengo alerta, con los ojos abiertos, me mantengo curiosa, niña, activa, viva. A mi me importa poco si yo publico, soy un genio, me consigo una beca...soy exitosa. Yo me considero exitosa ya (siempre he tenido el ego muy grande). Me considero exitosa por escoger lo que quiero y no lo que me toca. 

Vivo en Cartagena porque me retan sus dificultades en el plano personal y en el político, porque esta ciudad requiere mi experticia y yo con gusto se la doy, porque me gusta estar cerca del mar, porque me gusta recordar que los colombianos somos mezcla afro e indígena, me gusta poder salir a bailar hasta el amanecer, no sentir frío, tomar clases de percusión y de vez en cuando, salir a comer mucho más rico que en el mejor restaurante de Bogotá. Muchas cosas no me gustan de Cartagena, en especial, el maltrato sistemático que sufrimos los ciudadanos que requerimos servicios de alguna naturaleza (seguridad, movilidad, salud, educación, etc.). Vivir aquí me recuerda, TODO EL TIEMPO, que en Colombia no hay Estado, no hay derechos. Viviendo aquí me acuerdo que la mayoría de los colombianos somos "vulnerables", no solo los pobres. VIviendo aquí me acuerdo que las clases privilegiadas no saben qué tanto lo son. Y por fortuna yo si no me siento tan cómoda ignorándolo. 

Finalmente, viviendo en Bogotá, me había confundido, creía que tenía que trabajar para comer...Aquí trabajo para vivir. Sutilezas...pero valen la pena.

Comentarios

Con menos pergaminos que tú, yo puedo afirmar algo semejante de mi decisión de vivir en Villavicencio y la pereza ue ahora me da "subir " a bogotá...

Por acá hay tanto que hacer y no es colonialismo, es el proceso natural de migración para construir país.
Anónimo dijo…
Es ist der Skandal! viagra ohne rezept cialis generika aus deutschland [url=http//t7-isis.org]cialis preis[/url]
Anónimo dijo…
Que interlocutores buenos:) [url=http://csalamanca.com/comprar-viagra-generico/ ]viagra sin receta en andorra [/url] Justo! Va! http://csalamanca.com/category/viagra/ viagra sin receta

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …