Ir al contenido principal

Nómadas

Amigos, sin tratar de excusar el silencio, acá estamos. Y hablo por los cuatro de la familia.

No puedo leer el blog como ustedes, ya imaginarán la razón: la vivencia de los hechos (de los cuales compartimos con ustedes -como grandes amigos-) nos aleja del texto.

Rosie y Rodri, en primer término, están felices. Sus actividades vivenciales (y de allí las culturales, las físicas, las emocionales...) no cesan: se multiplican en torno a sus maravillosos amigos. Cada vez que se ven con sus seres significantes (nota al pie), ellos se fortalecen.

La condición nómada nos ha tenido al borde de la desesperación (a los viejos); quienes, viniendo del reino de lo seguro, del paternalismo, del proteccionismo vemos la incertidumbre como la vista del amanecer del vampiro.

Pensaba en cosas similares a estas ayer en la fiesta de los papás de Matías y de Libertad, quienes renovaban sus votos en una manifestación aumentada de alegría.

Examinar el proceso de desescolarización HOY es muy importante por la siguiente razón, nunca habíamos estado tan asustados los papás como ahora. Sin casa y sin mamá la vida es más espesa. Todo lo que sabemos está replanteado. Pareciera que uno se debiera sujetar de inmediato a las instituciones por temor a las represalias: el respiro descompasado de un niño, la sugerencia maldita de la falta de un juguete, la incertidumbre en general; estrategias todas de una automanipulación: herramienta mental situada en un borde oscuro de la cabeza.

Pero la riqueza de lo que se nos brinda en reemplazo es simplemente maravillosa y conducente a niños super poderosos. La escuela, como paradigma del establecimiento, ahora es claramente insuficiente para procurar la felicidad y la vida. Simplemente no hay una sinonimia en esa comparación.

En un par de semanas debemos estar completamente establecidos en algún lugar, hoy incierto. La vida de los niños ha sido aderezada por las circunstancias. Estamos felices de la incertidumbre, es la consecuencia lógica (y además hermosa) de la decisión a la cual nuestros hijos nos han acompañado.

Invito a los detractores a nutrir nuestro panorama con cualquier manifestación de afecto y proximidad. Actualizo la invitación a nuestros amigos: estamos en unos días de transición y los necesitamos más que nunca. Los queremos mucho a todos, nos debemos a su lectura, a su apoyo, a su logísitica a sus buenos tratos.

Ese amor en vez de la institución, es la puerta que se nos abre. Nuevamente gracias.

"El matrimonio es una maravillosa institución. Claro, si te gusta vivir en una institución", G. Marx




-----------------------------------------------------------------
Nota al pie. Hemos creado una "coalición" de nuestros seres fundamentales. Rose y Rod hemos declarado una docena de amigos fundamentales. El próximo blog ya tendrá detalles y fotos, pues mi celular me lo trajo muy amablemente mi hermana.

Nos leemos muy pronto.

Comentarios

janneth dijo…
voy a comenzar a por el final,
"El matrimonio es una maravillosa institución. Claro, si te gusta vivir en una institución", G. Marx


me impacto la frase, nosotros que siempre nos hemos resistido a las instituciones, y nos aferramos mcuho a nosotros mismos como pareja, nos sabemos unidos desde lo mas profundo, en esta institución.

bueno pues les digo que aca tienen una amiga y con gusto les colaboraré en lo que ustedes gusten, es lindo ver como se han creado lazos tan fuertes entre los chicos, y las dos familias en general.

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …