Translate

Buscar este blog

jueves, 29 de agosto de 2013

Homeschooling, unschooling y conversaciones con mis amigas

Ayer vino una amiga. Tiene un hijo brillante y amoroso, uno de los mejores amigos de juego de Rosi, desde que llegamos acá. No quiere someter a su hijo a la presión negativa de la superficialidad y la unanimidad de la educación privada. Su hijo tiene vergüenza de su casa (hermosísima) en Getsemaní. Sólo porque no es el estándar de loft minimalista (me imagino). Y supongo, si interpreto sus terrores a través de los míos a su edad, que es ofendido si no viste la marca correcta, si no dice la palabra correcta, si no va al sitio correcto, y si no actúa de la forma correcta. Qué asco. Dura uno años de la vida dándose cuenta que la única forma correcta de ser es la que uno ha dictado para sí mismo, ojalá, basándose en un ética personal que exija algo de coherencia entre acciones, pensamientos y palabras. Años.

Con este pela'o, yo he tenido conversaciones importantísimas. A mi me gustan las conversaciones inteligentes con los niñ@s, son tan útiles para descentrarse. Él ha participado en algunas. Igual que otro vecinito, negro, con quien solemos hablar de Mandela, de Luther King, sobre todo en clave de para qué nos sirven ahora sus discursos y sus acciones. Cómo nos tocan en la vida actual.

Solía leer a Brunner en la maestría. Es la ultraderecha educativa, pero me temo que en esta entrevista tiene mucha razón. MUCHA. Parte de la conversación con la mamá era que era posible que metiéramos a los chicos al colegio de la cuadra, una institución pública que califica relativamente bien en el icfes (jajajaja). Y el terror que nos daba entonces era que olvidaran las maneras pacíficas, cómo comunicarse sin pelear, el español correcto (mi amiga es filóloga, y saben, tiene razón, aquí se habla deliberadamente muy feo...y no me refiero al acento, ese es lindísimo). MEter a los hijos a la pública es...someterlos a la otra discriminación. La discriminación del inteligente, del que le gusta estudiar, y del "rico". O sea del diferente. Ni ella ni yo somos ricas, LEJOOOOOOOOS....pero ella, casada con un francés y yo con una camioneta, representamos el imaginario del poder económico.

Yo me sigo declarando en mitad del sanduich. No quiero hijos rechazados, pero sobre todo, no quiero hijos rechazaDORES. Me llenan de orgullo hoy 3 competencias que ellos tienen de las que yo carezco y que me cuestan esfuerzo todo el tiempo: 1. entender que mis acciones causan reguero y saber que yo misma debo recogerlo (suena tonto pero correlaciona con cargar el propio peso hoy y en el futuro); 2. no juzgar a la gente sino por cómo es con uno, nada de marcas ni posición socio economica, ni nada de eso...es decir, reducir al mínimo los prejuicios: 3. amar sin esperar que el otro cambie para hacerlo.

Ya con eso valió la pena ser homeschooling. SI además leen y suman, y cocinan y se hacen microempresarios...la sacamos del estadio. No creen?

viernes, 23 de agosto de 2013

post ajeno


For those on the fence.

The truth is that people don't homeschool because they would rather go to work than be with kids all day. --Penelope Trunk

I don't think this is true. No.

I can't. You see, I have an abiding respect for the dignity of the child. I believe in the nobility of the child. I know that children--if you bother to get to know them instead of who they become when they're in 'get the lessons done' mode--children are really interesting and they have great ideas and they want to do really big things. And they're good company, besides. And they're funny and they're truthful.

I can not, for the life of me, imagine that those traits are hard to see. I can not imagine that an adult would send a child away because they didn't want to be around a being who was trailing clouds of glory. For the sake of a paycheck and adult conversation? No. I don't think that's why most people don't homeschool. I have more faith in my fellow human beings than that. It's almost a slander, I think, and I won't believe it about them.

What I do think is that people are afraid. They're afraid that they didn't learn much in school and that they won't be able to teach their children jack. Or at least not well. They're afraid they'll screw it all up. So they're willing to put their children into the same place that made them come away feeling too uneducated to teach a six-year-old. You see the irony.

I mean, this also puzzles me, but somewhat less. We're creatures of habit. If everyone else is doing it then it must be the right thing. Right? Go along to get along. Like the Germans before WWII. Just keep your head low and everything will be okay. Don't make yourself a target. Do you see the fear?

Most people don't homeschool because of fear. Fear of judgement by their peers, fear of being a tall poppy, fear of going against the grain, fear of getting it wrong. And I feel pity for people who are afraid. That's the right response. Pity. I suppose all of those things could be pretty bad.

But none of them, not one, and not even all of them put together are as bad as this: regretting the time you didn't have with your child. Regretting the relationship you didn't forge while she was home with you. This is a regret most homeschooling parents don't feel.

Do we take chances? Yes, we do. Could it go badly off the rails? You bet. But we drink deep, don't we? We get to know our children and they get to know us. We have memories that won't go away and not just a pinched pocket full of them. So many memories that our hearts and our arms can barely hold them all. And the arms of our children are filled with them, too. Lest we think it's all about us. It's not. They have this treasure, too.

Our children are family in a profound way that is only understood by those who live--day in and day out--with their children. Really. Until you're doing it, you don't get it. All things are not equal. This is not quality time. This is quantity time and plenty of it. It is radically different.

They live with us. They Live with us. It is not tidy. It is relentless and intimate and we breathe them in. All. Day. Long. Every day. They are in our faces and their voices ring in our ears and their mess is all around us. This glorious childhood flows through our life together.

And thank God. Thank you. Thank you. Thank you for allowing us to be fearless instead of missing this.

miércoles, 21 de agosto de 2013

como hacer papel reciclado

Hola para hacer papel reciclado se necesita: Varias hojas de papel de reciclar,2 baldes,licuadora,agua,un colador grando(o unoo de pasta),creatividad y un dia muy soleado. 1.Hay que rasgar el papel y ponerlo en uno de los baldes asi:
. Despues de dos horas(yo lo puse una noche para que fuera mas facil),ahi que amasar:
. Ahora a licuar yo lo hice con dos tasas de agua y una de mescla:
Ahora?¡¡¡¡¡¡Ahora a colarrrrrrrrrrrrrr!!!!!!:
Despues de todo este prosedimiento,tendran una masa asi:
Luego estiras la masa con rodillo en una superficie plana y lo secas a el so deve demorar como uns 2 o 3 hora y si quieres tambien puedes secarlo dentro de la casa como aqui:
Y bueno eso ra lo que queria desirles ya que hace mucho tiempo no pasaba por aqui. Saludes Rosi

lunes, 12 de agosto de 2013

estructuras y amistad

Me preocupo mucho por lo estructural. Las coyunturas casi nunca ocupan mi atención, a excepción de algunas coyunturas familiares. Tengo la virtud y el defecto de ver las cosas en la perspectiva de las estructuras que las hacen existir.

Y este año ha sido el de comprender qué tanto uno es "hijo" de sus amigos, sobre todo por los de adolescencia. Este año me he reencontrado con Patricia, Eliana y Sandra; con Sebastián, Pilar, Mónica, Felipe y otros de AJAM; con Mariale, Úrsula, Carlos y Jorge. Andrés, Ricardo y Ana van y vuelven REencuentro. Hay unos nuevos en el tiempo pero que se integran a eso mismo como Alejandra y Maristella.

Y creo que hay amigos estructurales. Hay unos amigos de quienes aprendimos cosas para poder desaprender las que nos habían enseñado. Y no es que no los quiera a todos. Es que uno tiene que ser agradecido, más agradecido, con los mejores maestros, y los amigos rebeldes son los mejores. Los amigos que estiran las pitas de tus límites, que te hacen las preguntas que nunca te habían hecho, que te llevan a lugares a que te encuentres, o te pierdas. Y claro, habrá quien lea esto y crea malinterpretar, y diga no, anamaria no se refiere a drogas, ni sexo ni rockandroll...

Pero sí. Sí me refiero a esto.

Me refiero a que uno tiene que tener quién le sacuda los moralismos y las pendejadas, que le recuerde que todas esas son UNAS verdades y no LAS verdades. Que lo confronte a uno con una realidad que todos esconden pero que habita a muchos más de los que parece. Porque es el antídoto contra la hipocresía, contra la utopía vana, incluso contra la soledad. La inocencia es maravillosa, áun más cuando no correlaciona con ignorancia. Ser inocente por no saber cómo es el mundo no es ni de cerca tan bonito, como serlo por opción.

Preocúpense por una sola cosa. Si a los padres y madres que me leen les da miedo que sus hijos o hijas tengan amigos de los que las mamás como la mía llamaban "malas influencias", preocúpense. Eso muestra la debilidad de las estructuras de la crianza a la que los someten. A uno nadie lo influye en realidad.

Todos estamos en el mundo para mostrarnos unos a otros los umbrales de la existencia. Qué puertas decidimos cruzar, cuáles cerrar, cuáles ignorar, cuáles quemar, y en qué salones (siniestros TODOS, hasta los que parezcan más buenos) permanencer. !Esa es la existencia!


domingo, 11 de agosto de 2013

la prácticA

Hacemos un repaso por las cuestiones cotidianas que nos distancian del "sistema" y que se ubican como formas de construcción de una vida anarquista contemporánea

1. no tener canales de tv ni hacer uso de la tv
2. la desescolarización
3. no hacer uso de seguridad privada
4. no promover prácticas que fortalezcan el sexismo y el patriarcalismo y fomentar prácticas que lo pongan en cuestión, como que Rosario tome clases de fútbol
5. fomentar la interacción interetárea
6. fomentar la naturalidad entre clases sociales y diferencias socioeconómicas y entre grupos étnicos: vivir en Getsemaní, el estilo de trabajo comunitario de FEM
7. patrocinar actividades que ayuden que sea la "calle" un espacio de construcción de lo público/colectivo y "el muro" un espacio de expresión
8. fomentar el voluntariado con el fin de construir un espíritu cívico no basado en el dinero
9. ser consumidores austeros
10. no consumir productos financieros
11. respetar la naturaleza y la vida
12. valorar las prácticas locales de construcción de sentido
13. Leer.


Qué bonita lista. Debe haber más que ahora no se me ocurren.

jueves, 8 de agosto de 2013

Compasión

Quiero que mi hijo hermoso encuentre esta entrada alguna vez y recuerde el corazón belllísimo que tiene:

Anoche estábamos sentados al rededor del comedor en casa. Y Milú, nuestra gata, entro juguetona. Rodrigo se le acercó y se dio cuenta que en la manito traía un bichito. Era una lagartija muy pequeña a la que iba a matar. Se la quitó y me la mostró, era verdaderamente pequeña y estaba muy asustada. Era muy tierna. Rodri salio a la calle con ella para dejarla en libertad, puesto que solo había perdido su cola. Yo me quedé con Rosi. De pronto, Rod gritó desde fuera en una voz que le desconocía, como ronca y baja...!Rosario, ven necesito tu ayuda! Y oigo a Rosario que lo escucha y comienza a reprender a un niño porque había matado a la lagartijita. Rosario decía algo así cómo " qué te hizo? por qué tienes que matar un ser vivo solo por hacerlo? no ves lo chiquitita que era? por qué no podías respetarla? para qué te sirvió matarla?".

Y entró Rodrigo con la cara completamente desfigurada. Así se ve cuando a alguien se le rompe el corazón. El gesto de dolor es indescriptible. Me abrazó y lloraba y lloraba y lloraba. Yo al minuto de abrazarlo, con él. Me dice, "la mató con un palo".

...

Ayer me sentí muy orgullosa de mi modelo educativo. Me importa poco qué tanto saben de las cosas...aunque Rodrigo describa la congruencia de ángulos, la capital de Guinea Bissau y toque la canción de Mario Bros en Piano...

Saben lo más importante. Saben que hacen parte de un sistema de seres vivientes que son interdependientes y se deben respetar mutuamente. Saben que se puede y debe amar y proteger la vida. Y saben conmoverse por el dolor hasta de lo más pequeño...

...


Rodrigo pasó mala noche, lloró varias veces más en la cama por la lagartija. Yo le dije que en muchas creencias y cosmogonías todos los seres tenían alma. Que estoy segura que el alma de ese animalito ahora lo cuidará y lo protegerá de por vida. Y anoche él me dijo "y yo sentí tantas ganas de pegarle a ese niño con el palo". Y tal ves sea eso lo que lo haga más merecedor que nadie del espíritu de protección de la lagartija. No usar los mismos mecanismos absurdos de control, sino confiar en que el universo tendrá los métidos para que la lección sobre la vida también la aprenda el otro niño. Ojalá con menor sevicia.


lunes, 5 de agosto de 2013

los malabarismos

Creo que lo más frustrante de la crianza es que correlaciona con economía...no me parece justo. Y auqnue vivo en un mundo donde nada es justo...pues...pensar una vez más que criar no produce dinero, pero trabjar sí y que igual se necesita dinero...me da vértigo.

LLevo 6 meses en casa, como una buena unschooler. No voy a la oficina, porque no tengo que hacerlo. Pero "mi trabajo" es mucho menos rentable que el anterior. A mis hijos se les nota mi presencia en
1. autonomía frente a las tareas del hogar y las responsabilidades
2. lectura: el indicador nuevo es un libro semanal.
3. autogestión del aprendizaje: Rosario ensaya de 6 a 8 horas semanales de Piano sin que nadie se lo diga. Rodrigo toma entre 3 y 5 horas semanales de cursos de geometría online.

Vamos excelente.

Pero mi vida económica es ahora un desastre. Otra vez.Los flujos de caja de "ser independeinte" me matan. Me endeudo y vivo con angustia.

Y no me explico por qué tiene que ser así. Qué mamera.