Ir al contenido principal

la trampa




Hay una trampa de la cual debo cuidarnos. Ese cuento de la exigencia sin exigencia. Cuando, por equivocación despiste u obligación llego a la "comunidad" del colegio (formación adoctrinante de las mañanas), oigo vociferar al PERFECTO de disciplina y al rector sandeces sobre la excelencia. QUe el que saque "básico" (estos nombres que le ponen a las notas para disfrazarlas) se va, que "alto" no es suficiente, que "superior" es lo mínimo aceptable...Me acuerdo de inmediato de los muchos textos educativos que he leído sobre la presión académica y cómo en colegios de Bogotá, este tipo de "discursos" han causado hasta el suicidio...pero bueno, mis hijos tienen sus defensas bien puestas. Lo más paradójico es que ahí mismo, una niña que nunca ha ido al colegio a 2 meses de haber entrado saca superior en todo con una facilidad aterradora (ATERRADORA) y se empieza a sentir orgullosa, a querer "mostrar resultados".

Yo entro en pánico, pero no se por qué.

Anoche mi papá me llamó y Rose le quiso contar su excelente desempeño. Mi papá la felicitó y cuando cogio el telefono para hablar conmigo de nuevo me dijo, pilas! hermana, que se la vuelven boba. Claro! Dio en el blanco! Lo que me da miedo es que ella crea que es superior. Por un lado porque como fue tan facil llegar creera que así es todo y eso desmotivará su esfuerzo. Por el otro, creera que es superior a lo demás, trampa en la que caí yo en mi escolaridad por muchos años. Y ni lo uno, ni lo otro. Yo la amo y me siento muy orgullosa de su proceso de adpatación que incluye un buen desempeño en notas (lo cual no era ni parte de mis planes, ni lo habia pensado, al contrario pensé que estaríamos pataliando mientras se "adelantaba" en los "logros" "atrasados".) Pero VEO EL RIESGO. El riesgo de que se confunda y crea que aprender es lo mismo que sacar buena nota. O que saber es sacar superior. O que entender es responder una pregunta de respuesta múltiple mal redactada. UF.

Aprender es nunca terminar de responderse.

Trabajaremos sobre ese punto el resto del año. Me volveré la reina del porqué. Espero tener la sabiduría y el equilibrio de no bajar su motivación (que está muy alta por el "buen desempeño") pero tampoco bajar la guardia frente a lo que considero indispensable en la vida: preguntar, esforzarse, y seguir buscando.

En estos días una de mis chicas (tengo un equipo divino de exestudiantes que ya son hijas/amigas) se graduó y ponía en todas partes el "orgullo" que le producía haber "logrado este gran paso". Ja.
Yo me le reí en la cara.

La adoro, y por eso le hice ver que graduarse de una universidad privada siempre y cuando se esté a paz y salvo es un automático, por más mediocre y tonto que seas. Que en ella, que es muy pila y muy capaz, era lo MÏNIMO. Y que uno por lo mínimo no sentía orgullo. Apenas lo dije me arrepentí. Qué dura soy! Se lo dije el día que se graduó! Que imprudente! QUé falta de tacto!

Pero sí. Y como es cierto. Ella no solo lo entendió sino que lo comparte, y aquí estamos todos los días aprendiendo a aprender a la velocidad en que aprenden en Matrix. Así es la vida que quiero vivir...Sin preguntas de respuesta múltiple que vienen con la respuesta presoplada.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …