Translate

Buscar este blog

lunes, 31 de mayo de 2010

Sobre victorias y derrotas

La derrota tiene una dignidad que la victoria no conoce.
Jorge Luis Borges.

Esta cita me recuerda no a Borges, sino a quien la citó en su momento, Carlos Gaviria en su discurso de aceptación de la victoria de Alvaro Uribe. Trabajé muy duro en esa campaña presidencial con bebés chiquiticos, y de nuevo, invadida de una inmensa sed de esperanza. Trabajé por la misma razón que me volví verde en esta ocasión: porque creo que en este país es DETERMINANTE quién ejerza el mando, sobre todo su eticidad, no solo para forjar los planes y políticas del futuro, sino (y de modo mucho más preeminente), para ir conformando la moral de los colombianos.

Yo me reconozco parte de un pueblo bruto y mafioso. Mucha gente se aterra que yo diga eso, pero eso es lo que somos. Algunos somos inteligentes, la gran mayoría avispados. El avispe radica en la capacidad de caber por las rendijas, haciéndole el quiebre a otros. Avivatos es lo que somos los colombianos.

Si nosotros tuvieramos una moral diferente no habría mafiosos rodeados de mujeres con las tetas infladas, y con carros gigantescos conducidos por gorilas. Y esos no serían los mejores de la cuadra. De hecho serían los peores, los que más vergüenza nos causarían. Si nuestra moral contemplara la individualidad moderna, no habría tramitadores, el concepto no existiría. Tampoco habría paraquitos de bolsillo (ah perdón, guardias de seguridad, en las puertas de los edificios del estrato 3, 4, 5 y 6 que viven en conjunto cerrado). Si nosotros estuviéramos realmente interesados en una sociedad más justa no someteríamos a las niñeras de nuestros hijos a horarios extenuantes con pagos ridículos y sin seguridad social. Si los colombianos fuéramos mejores, o quisiéramos serlo, pensaríamos más en los demás y menos en nosotros mismos.

Pero no somos así, y el señor presidente Uribe (con su secuaz innombrable y detestado), ha contribuido mucho:
"le doy en la jeta marica": violencia y ejercicio nefasto del poder
"yo le arreglo ese problemita": demagogia
"ya le doy el celular del ministro": amiguismo y clientelismo

Recuerdenlo: el man uso las insignias de la [sagrada] cruz roja internacional para un rescate militar (!!!!!!!!!!), se cruzó la frontera de un país vecino sin consultar, literalmente como Pedro por su Casa pero con plomacera, le mintió al país dándole platica a los ricos y negándoles a los campesinos pobres (Agroingreso Seguro).

Colombia es un país con doble moral. Por eso vota como vota.

Nunca olvidaré la sesión de la UPN en la que por cercade 120 minutos 22 personas hablaron mal de la escuela como lugar de muchos vicios y problemas. Le describian como un lugar equivocado, obtuso y obsoleto...

y pregunté...

y cuántos de uds. dejaron de enviar sus hijos a la escuela entonces?


La respuesta fue ninguno. La unica desecolarizadora era yo. El 90% tenía hijos yendo todos los días a lo que poco antes de mi pregunta consensuaron era una carcel vacía de sentido...

SIN COMENTARIOS.




«Necesitamos un concepto mejor de la prosperidad, una prosperidad compartida, una prosperidad duradera, una prosperidad construida sobre el concepto del desarrollo de las capacidades de la gente, dentro de los confines de un planeta finito»
Tim Jackson
Comunidad Bahá’í

martes, 11 de mayo de 2010

8

Hoy cumple 8.

Tengo 365 X 8 = 2920 días desde que parí por primera vez en ese día confundido con noche en que nació Rosario.

Han pasado miles de cosas.

Miles. Cada día he aprendido por lo menos 3 cosas. 2920 X 3 = 8760 experiencias.

Sé que mi memoria no alcanzará para sostener en ella cada recuerdo...cada gesto, cada error, cada temor, cada alegría, cada frustración, cada pasión, cada mirada, cada sueño logrado, cada sueño roto...

8 años son mucho tiempo.
Muchas decisiones.

y un cambio de condición irrepetible: ser mamá.

jueves, 6 de mayo de 2010

balance de cosas

Necesito como detenerme a pensar a veces, ya me conocen. Estoy casi a un mes de haber dejado el cargo en la U de estar "en casa". Reconozco que esto no ha significado PARA NADA no tener tareas y trabajar menos...al contrario, ahora trabajo más y no recibo remuneración inmediata por lo que hago. Sin embargo es invaluable correr para acompañar al baño, parar para armarle 16 piezas al rompecabezas de 500, limpiar la nariz que sangra, cocinarle a los 7 niños del combo y hacerles "clase de inglés" jugando twister, hacer dap, pasar horas en la piscina después del mar, y bañarme a las 4 pm...Son algunos de mis lujos.

Reconozco además que un par de ocasiones me ha entrado la angustia... qué tal si no consigo contratos? Qué tal si no puedo? Qué tal que no pueda administrar bien la casa? Cómo hago para mantener la calidad de vida a la que estamos acostumbrados?... El depredador pendejo al acecho. (Para eso es esta entrada).

Uff...

Ahora, en realidad, lo único en que se evidencia la diferencia es en el número de salidas mías a rumbear y en el uso mucho más frecuente de bus y mototaxi, y menos de taxi... Lo demás se mantiene más o menos en las mismas condiciones...y por fortuna ya no me movilizo hasta tan lejos...sino muy poco.

Paso mucho tiempo frente al computador, y es increíble este aparato de culpabilidad como funciona, pero aún me siento culpable por los chicos....que mierda... El esfuerzo social y moral de nuestra cultura cristiana por poner culpa en la psiquis femenina es descomunal y su combate...carajo! Yo misma me río de mi misma cuando estoy trabajando y pienso, ay pobres mis niños, solo van a decir que yo cuando estaba me la pasaba frente al computador...

Pero en fin...

La razón original de esta entrada fue poner aquí (como siempre) en este diario de experiencias un balance de las 4 semanas....la razón? Nos aprobaron nuestro primer proyecto de gestión cultural de la empresa...por un monto minúsculo....pero qué importa! Lo aprobaron! Por algún lugar se empieza.

Se han presentado:
Una propuesta al ministerio
Dos propuestas al IPCC
Dos propuestas a la ONU
Una nueva versión de un diplomado con la UTB

Están en cocción:
Dos propuestas para España
Una propuesta grande con la UTB
Una propuesta pequeña con un gremio
Una propuesta grande con un gremio
Una propuesta de medios de comunicación
Un proyecto para el laboratorio
La sostenibilidad de un macroproceso de consultoría con la UTB (crucen los dedos)

Dirijo voluntariamente:
3 practicantes (M, T, G)
3.5 tesistas (K & S, Z, M*)

Estoy escribiendo:
1 libro
1 cartilla metodológica
1 artículo en español
1 artículo en inglés
1 artículo con Ivan
2 blogs

Participo activamente (cada vez más...) en UNA CAMPAÑA POLÍTICA.

Tengo un hombre que me ama.

Tengo amigos a los que adorar.

Mi equipo es increíble y somos por ahora solo 2.

Dos hijos a los que veo todo el tiempo que quiero...excepto cuando doy clases...

La vida es bellísima!

un video

soy su fan No. 1:

martes, 4 de mayo de 2010

Primer fractal

Tener o no tener

Aunque el título de esta entrada podría referirse a tener huevos, tener o no tener plata, ...no, se refiere a tener...hijos.

Publica El Tiempo, este artículo.

AHHhh(Suspiro). La mujer moderna. Esta semana he tenido dos experiencias "del tercer tipo". En la primera a una de mis grandes amigas, a quien considero una mujer bellísima (brillante, comprometida y mulata cartagenera), se le atravesó en todos los sentidos la maternidad con la maestría. Estaba pensando cómo hacer, si aplazar su beca, si dejar al hijo con las suegras, con las vecinas, con una cuidadora que no tiene, con cómo hacer para barajar un trabajo de medio tiempo, una maestría de tiempo completo y una maternidad rechinante de 5 meses. Yo pensaba mientras la oía que no podía entenderla mejor. Que oía su angustia y pensaba que era la de todas, la que nunca habíamos compartido porque en nuestra cultura las cosas de la familia son asuntos "muy privados" y los problemas de las mujeres se "resuelven" solos. Si no se resuelven, la mujer es una incapaz.

Rescato dos cosas que creo que le servirían a otras: dos cosas que al hablar con ella me di cuenta que había aprendido...o son tres?
1. Tomarlo día por día: si uno se pone a pensar en un futuro muy extenso, en unas condiciones uqe no se tiene o que se pretenden adquirir, en lo que pasará, a menudo uno entra en pánico. Es una sensación que yo siento como una especie de shock frío inmovilizador...un amigo mío dice " me da vértigo". Es mejor evitarlo pensando en bloques de tiempo que podamos controlar. Yo le atribuyo esta sensación a que aunque vivimos un mundo de incertidumbre, las mujeres somos seres de certeza y de precaución.

2. Separa el tiempo en bloques y planear así. A mi me funciona separar el día en bloques de 4 horas. De 8 a 12. de 1 a 5 de 6 a 10 y a menudo de 4am a 8am (por ejemplo ahora). Cada bloque algo debe suceder. Por ejemplo, hoy iremos a Makro a hacer unas compras así qeu el bloque de la mañana es desayuno, arreglada y salida...los Lunes, miercoles y viernes, de 2 a 6 es el bloque "escultura" y "karate" que libera mi tiempo... El bloque de 6 a 10 casi siempre me corresponde, y si no puedo, debo organizarle reemplazo a Martha para no abusar de su tiempo. Así sucesivamente.

3. Recordar que la maternidad y la paternidad son lo mismo, es decir que su responsabilidad ES 50/50. Las mujeres tendemos, y yo lo hice mucho, resolver todo. Él tiene que llevarlos al pediatra (sí, BUSCAR el teléfono, PEDIR la cita, REVISAR que no se cruce, LLEVAR a los niños, PAGAR la cita). No solo pagar! GRan parte de la carga femenina en la maternidad es emocional: nosotras cargamos con el estrés, con la responsabilidad. Que no engorda el niño: la que se lee medio internet quien es? La mamá. Y el papá va y le da 7 granadillas "porque le gustan" y le produce una diarrea que no se detiene. No. Simplemente no. Ellos tienen la obligación de saber y de hacer tanto como nosotras. Y nosotras de descansar. Y de ser nosotras mismas. Se han fijado cómo mientras "ellos" toman cerveza ellas siguen "maternando" los domingos?

En fin...

Ls segunda experiencia fue una llamada terrorífica. Desespero, desesperanza, miedo, dificultad. Una madre soltera amiga muy cercana, enfrentada con su ex por el hijo, en condiciones de desventaja total. Estoy segura que es mejor para el niño pasar dificultades económicas con la mamá que boyancia con el peculiar papá. Será una mejor persona. Pero y quién si no un abogado de oficio la defiende a ella? Y si no tiene empleo? Y si por cuidarlo no tiene tiempo de trabajar tiempo completo? Y si a veces se ahoga en este círculo patético? ...nos ahogamos...?

Ser o no ser mamá. Yo entiendo que una mujer opte por no tener hijos, por la razón que sea. Pero también sé que mi condición emocional, económica, intelectual y física está atravesada por la realidad afectiva, laboral, intelectual y biológica a la que se le llama maternidad.

Es más que un cliché: ser mamá cambia la vida.