Ir al contenido principal

reconexión: Nana Yoga

Debería existir un tipo de yoga para reconectarse con los hijos... me lo voy inventando se llama el "Nana yoga". Y estoy practicándolo de modo increíble...no se imaginan... Además de algo de Raja Yoga con el combo y de Hata Yoga con Di...voy a ser experta en pocos meses.

Bueno, les voy a contar los dos primeros días hábiles de esta aventura y luego haré un balance de mis observaciones. Antier lunes, vino Mari (una chica de la boquilla a quien conozco hace muchos meses porque me hace masajes de relajación todos los sábados como parte de una rutina que creé para no olvidarme de mi)a hacer aseo. Yo, desde el sábado, ando en el arduo trabajo de reprogramación de mis hijos hacia un chip más responsable de sus cosas. Recojan, alisten, armen, cantaleta, mejor dicho. UN poco aburrido y con mi intensidad un poco abrumador pero necesario en este momento... En realidad siempre, solo que hay personas que confunden consentir a los niños con hacerles las cosas, y no...definitivamente no es lo mismo.

Nosotros estuvimos en casa organizando cositas, recibiendo visitas, almorzamos, fuimos a escultura, hicimos un ponqué y nos lo comimos celebrando el cumple de Rafa, el profe de pintura de Rodri. En la mañana salí un par de horas a hacer una vuelta bancaria a la que no me querían acompañar, y se quedaron solitos. (Están en edad de acostumbrarse a hacerlo, mientras sean lapsos muy cortos como éste). Bueno, aunque estaba Mari. "David" le explicó a Mari los secretos de la lavadora (que yo desconozco, lo reconozco). May vino a organizar sus cosas para su pronta mudanza...Como siempre en mi casa había actividad, y gente.

A mi alrededor nunca faltan ni ángeles ni coyunturas perfectas. Eso tiene que ver con la fuerza del universo. En este caso hay cuatro mujeres, dos hombres y un par de gatos que conforman mi Equipo Técnico de Implementación del Nana Yoga.

Ayer, en cambio, fue un día más de calle. Yo tuve odontólogo y los chicos me acompañaron. Llevaban libros y cosas para colorear durante la espera, que fue solo de 15 minutos. Luego fuimos a la Escuela de Vela, tenían curso de navegación. Me emociona mucho que ya Rosario capitanea su propio optimist...y detrás en el bote acompañante va Rodrigo! Felices! Así me arruine pago esas clases...me encantan!

Luego vinimos a casa a almorzar (en el Bellavista, restaurante corrientazo cercano). Y suimos, nos cambiamos y nos fuimos para la U, yo tenía consultoría. Siento que en la U puedo dejarlos libres...sueltos por ahí...ayer llovía entonces la pasaron en la biblioteca...3 horas, no está mal. Les dejé dinero para que lo administraran ellos mismos...bonito. Y luego tuvimos unas onces con una amiga, donde nos quedamos hasta las 8 en una reunión de trabajo pero con relax... en fin...

Llegamos a casa contentos, pelearon muy poco, se manejan más fácil. La reconoxión está en curso, el modo hogar por fortuna me habita...y como me siento ahora, en términos de mi autoestima materna, es indelegable. WW!

Comentarios

Anónimo dijo…
Si se puede, si se puede!!! Es trabajoso pero si se puede...
Pilas con la gente y tus hijos...no des papaya
Alcarajo dijo…
hola anonimo, me puedes explicar a qué te refieres con "no des papaya"...?

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …