Ir al contenido principal

Domingo

Muchas de las personas que me conocen bien saben que ....ODIO LOS DOMINGOS! No se bien por qué pero son horribles. Más cuando estás 100% solo en otra ciudad, sin minutos en tu teléfono ilimitado y tu compañero de casa se va... igual que ayer.

Pues nada...les escribo para contarles que, contra todos los pronósticos, hoy no estuvo tan mal. Adelanté como 35.678.543 de tareas atrasadas. Arreglé la casa. Oí música y canté en voz alta (muy alta). Vi tele, lloré un poco por la escapada de otro secuestrado más. Cacharrié un programa de computador que estoy aprendiendo a usar. Oí de nuevo la grabación de la carta astral que me regaló Angélica. Me hice una mascarilla de miel y avena...me fumé un par de cigarrillos. Feisbukié. Chatié con una antigua amiga (antiquísima). Hablé por celular con una amiga de la universidad...Hice fuerza por unas elecciones que aun sigo via pagina web de la registraduría.

Y, aunque como a las 6, me dio un breve momento de la tenaz moridera dominguera (con hijos atravezados en el guargüero, culpas múltiples y futuros indefinidos), el balance de 8:48 es halagador.

Pasé rico hoy, solita conmigo misma. Hace mucho rato que eso no pasaba. Años. Siglos?

Esta experiencia de Cartagena ha sido increible. Me ha enseñado demasiado de mi.


Comentarios

Anónimo dijo…
A pesar de k los chicuelos no estan aqui en cartagena es bonito saber k estas bien y estas sobrellevando la situacion pork se k no es nada facil estar sin esos hermosos niños me alegra k hallas tenido tiempo para ti un beso y cuidate mucho te he llamado pero tu cel lo encuentro siempre apagado te mando mil besos y si en algun momento estas solita y necesitas compañia me avisas me gusta escuchar tu gran sabiduria un besito yuli herrera saludes a los muñecos

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Este día de la madre es el que soñe

Quise tener a mis hijos joven para llegar un día a esta realidad: que mi hija tuviera 15 y yo 40. Me parece una diferencia sensata, y me permite vivir una buena parte de mi propia vida, mientras la veo extender las alas de la suya. Y por fin llegó este anhelo. Y con él, la certeza de que el nido que construyen con uno es una condición temporal, finita y pequeña donde lo que les enseñamos es a ser, nunca a pensar ni a vivir. Eso lo deciden ellos mismos.