Translate

Buscar este blog

lunes, 10 de junio de 2013

Oxignenante artículo sobre la maternidad

http://www.washingtonpost.com/opinions/why-women-should-embrace-a-good-enough-life/2013/04/18/4b2b086c-a5db-11e2-a8e2-5b98cb59187f_story.html


There is no real safety net for working mothers.
No hay red de seguridad para la mujer que trabaja.

Léanlo, pónganlo en el traductor, todo, de punta a punta. Es exactamente lo que yo opino. Todo nos falta aún a las mujeres que no supimos por qué clase de cosas debíamos luchar.

Motherhood is not a job. It is a joy.
La maternidad no es un trabajo, es una alegría.

Qué es lo que realmente deseas?

No conozco una pregunta que de mayor vértigo.

Tal vez...qué estas haciendo para hacer realidad tus sueños...

Y lo que deseo con todo mi corazón, lo pongo aquí para recordarlo

1. que Rosario y Rodrigo lleguen a la adultez con integridad emocional suficiente que les permita reconocer la felicidad cuando la tengan, y aprender de la tristeza y el fracaso con resiliencia y paciencia.

2. viajar con mis hijos

3. Conseguir una pareja estable que no me domestique, que respete la persona autodeterminada, volátil, y entusiasta que soy, y no se sienta opacado/a por ello. Sobre todo para compartir la vejez a la que le temo un poco.

4. que mi economía me de posibilidades pero no cadenas

5. que FEM sea.

6. que TRAKTI pueda.

7. Recibir el reconocimiento suficiente para recompensar mis esfuerzos, pero no vivir y hacer cosas para obtener este reconocimiento.


Creo que todo saldrá bien.


lunes, 3 de junio de 2013

Madre soltera, economía post capitalista, feminismo y crianza

Creo que muy poca gente puede hablar con tanto conocimiento de causa sobre lo que son el capitalismo y el estado como una mujer. Capitalismo es el sistema bajo el cual debemos trabajar para vivir (y a veces sobrevivir) y en el cual, de acuerdo con unas redes de relaciones, se pertenece o no a un grupo que obtiene una cantidad determinada de privilegios. (Esa definición es mía, por si las citas). Estado es el aparato social que garantiza las condiciones para que, al interior del capitalismo, las personas que no se encuentran en igualdad de condiciones (pertenecen a uno de los grupos de relaciones mencionados antes) puedan efectivamente vivir (y a veces solo sobrevivir).

En la sociedad moderna, la familia era un hombre que mantenía a una mujer por medio de su salario ganado usualmente en una fábrica, mientras que la mujer se hacía cargo de la educación y crianza de los hijos, y el trabajo no remunerado (cocinar, coser las medias, barrer, celebrar los cumpleaños, atender). La asistente de la mujer fue otra mujer, la maestra. Y otra, la nana. Pero las mujeres predominaban en la economía del cuidado, es decir una economía no remunerada que se constituía en la logística de la sociedad. Al necesitar aumentar la cantidad de "horas hombre" para cumplir con las tareas propias de la migración de economías de productos a economías de servicios... se necesitó en mayor medida que las mujeres hicieran parte de la fuerza productiva. Taquígrafas, secretarias, y vendedoras, fueron las pioneras de la revolución económica feminista.

Pero como no se puede ser secretaria tiempo completo y tener la casa limpia y la comida caliente, se cedió la logística social (crianza, mantenimiento del hogar) a instituciones o entidades privadas. Y la mujer perdió aquello que constituía su mayor poder: la trasnferencia de la cultura de su generación a la siguiente. LAs decisiones de la crianza, dejó de tomarlas ella, para cederlas al sistema social que en su conjunto comenzó a marchar como una maquinita.

Pero. Nadie se imaginó que esto repercutiría en la calidad de las personas que hoy somos. Y de allí el consenso sobre la "descomposición social". No quiero decir con esto que sea culpa de las mujeres. PRECISAMENTE LO CONTRARIO. Si el capitalismo (vuelvan a leer mi definición) requiere más fuerza de trabajo, es el ESTADO el que debe generar las condiciones para que la mujer pueda trabajar. No la mujer.

Solo que hasta ahora, en Colombia, se discute poco del tema. Cuando uno habla de relación hogar trabajo, hasta la psicóloga o la feminista más vanguardista responden con altanería "eso es manejo del stress". Como si la situación de una mujer cabeza de hogar se resolviera con yoga. Las necesidades de una mujer como yo son muy concretas: debo producir suficiente para pagar arriendo, servicios, celulares, internet, comida, empleada doméstica, cuidadores y profesores (equivalente a colegio caro), transporte (antes pagaba taxi ahora gasolina); pero también debo tener tiempo suficiente para saber quiénes son mis hijos, para dotarlos de las herramientas y del caracter necesarios para vivir y tomar decisiones adecuadas en su vida. Y eso, sin olvidarme de mi. (Aunque vivo olvidada, para acordarme de mi, escribo aquí y es lo único que logro hacer, la verdad).

LA RESPONSABILIDAD DE LAS CONDICIONES CORRECTAS PARA LAS MUJERES TRABAJADORAS ES
1. de las mujeres trabajadoras y radica en saber qué exigir: guarderías, lactarios, tiempo para lactar, horarios flexibles, salarios con bonificaciones especiales, oficinas virtuales, pagos oportunos, opción de llevar a los hijos en viajes de negocios,

2. de las instituciones donde se contratan mujeres. Les gusta el trabajo de una mujer porque cumple, es práctica y no pierde tiempo? Entonces denle herramientas para seguirlo haciendo.

3. del estado. QUe haga políticas públicas que midan y cumplan con ESTE tipo de demandas.


LA verdad escribí esto porque me tienen mamada las feministas con sus debates pendejos tan distantes a lo fundamental.  Les dejo 3 links, juzguen uds. lo que yo pensé en cada caso.

Sobre si se debe o no tener hijos para realizarse. (Cada cual que decida y punto, no?) Lindisimo.
http://www.brainpickings.org/index.php/2013/05/16/no-kidding-henriette-mantel/

Sobre la doble moral de una sociedad que se enorgullece de las madres solteras y las juzga más duro que a nadie: http://ideas.time.com/2013/05/31/what-people-really-think-about-working-moms/

y una pelea nimia en la que parece que la mujer gana...pero no... revisenla con cuidado y verán las sandeces que dice...así los hombres digan sandeces peores: http://www.upworthy.com/wow-fox-newswoman-lays-epic-smackdown-on-fox-newsmen-for-obvious-and-blatant-misogyny?=crmp1

#CONCILIACION YA!


Leer a Mandela

Avanzo muy lentamente en la lectura de la autobiografía de Mandela. En parte, intencionalmente. Me duele el final de cada libro, es un pequeño duelo de algo que se cierra y que nunca volverá a ser. UN libro releído es otra cosa. He llorado varias veces durante la lectura. Me doy cuenta ahora que la tendencia a llorar es cuando hablan de las durezas discriminatorias del apartheid y cuando Mandela hace alusiones a su vida familiar abandonada por la causa.

Y me pregunto qué extraña sensibilidad interna me convoca a sentirme tan identificada con ese hombre negro de un país en el otro lado del mío. Y es posible que sea el mismo apartheid...la extraña sensación eterna de que mi país merece mucho más que la exclusión imbécil que nos caracteriza. Me doy cuenta que todas las mañanas me levanto queriendo hacer algo para que haya un poco menos odio entre géneros, clases, razas, y regiones. No veo programas que fomenten el regionalismo. Vivo desclasada en un barrio donde la probreza y la riqueza están mezcladas. Quisiera ser interracial, pero los negros a mi alrededor (a excepción de muy pocos) no me lo han permitido.

LLoro porque yo quisiera que como Mandela, la vida en medio de esta intensa lucha se amterializara en un mejro lugar para los hijos e hijas. Un lugar donde no exista el cachaco hijueputa, ni el negro que tenía que sé, ni los ricos explotadores, ni los pobres manipuladores, ni el maltrato a las mujeres y los niñ@s. Por eso me levanto con tan poca claridad algunas veces. No se qué quiero, en medio de tantas causas. Hay tanta ignorancia, y como leía en estos días, "ser ignorante no puede ser un argumento". Entre interbolsas en los que las personas educadas roban y desfalcan, y consultas previas hechas solo para beneficio de unos "líderes",  entre elecciones compradas, e investigadores amenazados, este país es un país que pareciera no tener remedio.

Pero tiene. Sólo que pocos se ponen en la tarea INDIVIDUAL y DECIDIDA de cambiar algo. Muchos días me reúno con comunidades llenas de ojos con ilusiones y ánimo de aprender (muy distantes a los que dicen que la gente solo quiere que hagan por ella y es perezosa). Y me reúno (EL MISMO DÏA) con empresarios preocupados por la situación de los hijos de us obreros, de sus mujeres...y sé que hay miles de cosas por hacer, que si hay voluntad y ganas, lo tenés todo.

Hay que combatir decididamente el apartheid colombiano. Primero haciendo visible, reconociéndolo. Somos un país de discriminaciones tontas, QUE SE PUEDEN SUPERAR. MIentras no lo reconozcamos, no habrá nada que hacer. Y en eso la lucha de MAndela fue mucho más facil porque había unos "blancos" y un "white party" explícito contra el cual organizar la lucha, las solicitudes, la existencia. En este caso, el discriminador está en cada uno de nosotros. Somos NOSOTROS internamente los que tenemos que combatir y que cambiar. CADA UNO. POsiblemente con la ayuda de alguien que sirva como puente y que nos de perspectiva. HE entendido en este tiempo ese como mi papel...perspectiva a los de un lado para entender a los del otro. No hay buenos y malos. Quiero dedicarme a esto el resto de mi vida.

Y me estrello contra mis posibilidades. Quisiera tener una mente más capaz, unos recursos mayores, para no depender económicamente de mis ilusiones, para no tener que claudicar, poniendo en pausa lo que va bien, para poder pagar el arriendo, y la comida, y la vida...