Ir al contenido principal

Reflexión a partir de la idea : quiero hacerte feliz

Siempre he mirado atónita, la normalidad. Tal vez sea por eso que son tan pero tan adicta a facebook. Miro la vida de las personas, me inquieta que nacen, se casan, son felices, tienen hijos, luego nietos y se mueren. Y sospecho. Sospecho mucho de esa actitud automática con la que vive todo el mundo como si en el planeta todo estuviera dado. Navego facebook como loca buscando, buscando, buscando, buscando respuestas a mis preguntas del mundo real como: nunca se les acaba la plata? no pelean con el novio/el marido/ el amante? tienen amante? les da dolor de barriga? se sienten orgullosos de alguien? odian? lloran?

Yo siempre me he sentido un poco rara. Fui niña pobre en familia de ricos y niña rica en familia de pobres porque mis papás pertenecían a clases sociales muy distintas. Fue nerda play en el CNG, es decir, que era la más ñoña pero mis amigas eran las más plays de curso así que no me iba tan mal. Además explicaba super y ayudaba a estudiar pa los exámenes. Me gradué del CNG con mil honores y me metí a la Nacho. Todo el mundo lo vio como un error (horror), a mi me pareció apenas lógico ya que la educación "bilingüe y bicultural" del CNG me había dejado monolingüe y unicultural (gringa). Esa educación le función bien a mis compañeros, la mayoría viven "allá". Muchas son amas de casa millonarias que estudiaron para no ejercer, otras son como aventureras raras viajolicas, otras más son madres de familias de fotos de postal. Practicamente ninguno necesita trabajar para vivir. Y si lo hacen, es para complementar unos ingresos que ya tienen. Estan acostumbrados a los privilegios, tanto que son suyos...es decir, que dan por hecho que lo son. Colombia es un paisito de mierda...por allá donde estudiaron...Lo sé por facebook. Solo me hablo con un par de personas a las que amo. A los demás los quiero, conviví con elos 14 años, como no...pero los miro y me sorprendo. Decía que esa educación les vino bien a ellos. A mi no. Yo necesitaba entender a Colombia. No se qué dispositivo de culpabilización (muy cristiano por cierto, y eficaz) se me activó con AJAM, pero ahí aprendí a hacer responsable como "líder de la clase dirigente" de cambiar a Colombia para que fuera más justa. Menuda tarea!

Yo además, en mi anormalidad, no puedo tomarme nada a la ligera. Mi mamá lo llama falta de sentido del humor, AnaBeta dice que soy muy densa, Ariadna que no me la gozo lo suficiente. Soy bastante literal y precaria. Si me dicen sí, es...sí. Y si me dicen no, es, no. Mañana es mañana. Y a las 10 es...sorpresa, a las 10. En mi mundo la vida es simple. Mucho depende de las palabras. Soy, entonces, esclava de mi palabras. Y hablo mucho. Pienso mucho también. Ah...ese es otro principio. Digo lo que pienso. Se llama honestidad. Muchos lo llaman crudeza, yo he mejorado la forma, pero el fondo es el mismo que escribieron en mi anuario a los 18: Ana María speaks her mind (Ana María pone a hablar a su mente). Toda mi vida me han dicho que es un gran defecto. Yo lo considero mi única virtud. Por eso no lo cambio. Me ha costado miles de dolores, todos mis fracasos amorosos, cuantiosos amigos...pero no se va. A mi me gusto así. Tercamente. Será que puedo preservar algo de mi vida tercamente?

Les decía, sospecho de tanta felicidad aséptica. No porque yo no haya tenido momentos de dicha absoluta, sino precisamente porque los he tenido. Y son excepcionales. Únicos. Escasos. No permanentes. Igual he tenido momentos de intenso dolor, de angustia, de terror, de odio. Parece que ya nadie odia, solo yo. Yo odio mucho. Odio la música sexista, por ejemplo. Odio las mujeres lobas (casi todas, perdón, amigas, pero hablar más de 25 minutos de la marca de shampoo o de la pinta de alguien me parece además de ignorante, lobísimo). Odio que los hombres echen piropos en la calle: quién los dotó del derecho universal a opinar sobre uno como se ve...? Pero cuando lo tratan a uno como animal, peor aún si es animal en celo. Odio esperar. Odio estar sola. Odio las cucarachas. En fin, odio. Soy anormal, aún odio. Muy precaria.

Y si uno suma que digo lo pienso, que hago lo que digo y que aún odio, estoy de psiquiatra. No puedo sonreir con naturalidad cuando no estoy contenta. No poso en las fotos como una modelo barata. No puedo impostar la voz para parecer otra. No puedo fingir estar bien si no lo estoy.

Pero tampoco pido menos. Y como la rara soy yo, cada vez menos gente entiende que la palabra se cumple, que lo que se dice es, y que la verdad es más amorosa que cualquier mentira hipócrita. Que "me gusta" y "odio" son posibilidades, y que no todo sabe a miel...hay cosas que saben a mierda. Y hay momentos en que somos lo máximo y momentos en que estamos muy equivocados. Momentos en que brillamos, y momentos en el que nos oscurecemos.

Por fortuna, no solo somos lo bonito que sale en la postal. También los monstruos, no se si seré solo yo, que tenemos que maniobrar y calmar pero que solo morirán cuando muramos nosotros.




Comentarios

madame web dijo…
TE AMO!!!
Así...tal cual sos....y estoy segura que es por eso que te amo tanto...y si, lo nuestro (nuestra amistad para que los demás no piensen mal) puede que sea de lejos, de a ratos...pero ES y por mi siempre SERA!
El Vargas dijo…
Ana, nadie nos quita lo bailado, y lo sufrido. Vivir mientras pasa el tiempo se hace cada vez mas complicado, todos lo sabemos cada vez que tenemos que cambiar el rumbo de nuestras vidas. Pero el cambio no solo trae estrés, también trae puertas abiertas. En estos días hablaba con una amiga de ti, y quería contactarlas para que la aconsejaras de la desescolarización. Ahora que veo que decidiste entrar a los niños al cole sigo creyendo que ella debe hablar contigo. No somos lo que somos por que permanezcamos... somos lo que somos por que vivimos. Y tu vida atrae reflexiones, y a quienes te conocimos en algún momento nos trae admiración.

Un abrazo de tu olvidado alumno....
ana dijo…
Ay Varguitas...si supieras...todo...dale mi mail...que me contacte...creo que ya dentro del sistema (Solo una semana) estoy ams convencida que nunca que toca desescolarizar
Anónimo dijo…
Bien pensado y bien escrito.
Dos comentarios tengo algo ajenos al contenido. El primero...la gente en facebook solo muestra lo q quiere mostrar full stop!). Y lo segundo, el nuevo fonde del blog es bonito pero hace dificil la lectura.

Ana Maria
anama dijo…
Yo quiero creer que todos luchamos con nuestros demonios. Solo que esas luchas solo las ve quien los hospeda y eso que miopemente.
Que bello autorretrato, es una manera de conocerte íntimamente, en la distancia...

Yo hace un tiempo intenté hacer una autobiografía y se me vovlvió una serie de autorretratos que (como casi todo lo que emprendo) aún no he terminado

http://oscarfelipechavez.blogspot.com/search/label/autorretrato
En eso de las palabras nos parecemos ¿por qué la gente se pone a decir cosas que no va a cumplir?
Y sí, también me llaman rara, por varias cosas.

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …