Ir al contenido principal

Vidas paralelas

Este fin de semana estuvo intenso y divertido. Me hacen mucha falta los niños, pero mientras estoy aqui sin ellos procuro llenar mi vida de amigos, actividades y cosas para hacer y pensar. (Si no lo hiciera me habría enfermado). Y Cartagena, es sin lugar a duda, un sitio apto para no aburrirse.

El jueves en la noche me llamó la chiki: se le daño un plan a San Gil y se quedó sin "parche" (sin plan)...que si la recibo para el fin de semana...

Pues claro!

Y el jueves salí a comer con Juan y los demás, a ver la sucesión de música de las múltiples bandas del León.

Y llegué tan tarde...

Y el viernes se lanzaba un evento al que quería asistir...

y fui a 4 bares, corriendo para ver a Petrona, a Etelvina, a Totó, a los Gaiteros, a la orquestaza de Coronell, a los tamboreros de Cabildo, a Systema Solar... (googleen, les recomiendo mucho a todos). El formato del evento era chévere porque era un grupo en cada bar así que uno saltaba bares como en Madrid... 

Así fue hasta el domingo... entrar y salir de grupos de conocidos, pasándola bien, gozando la ciudad que tenemos y hacemos nuestra, aun en las exóticas distancias culturales, aún en las preguntas, en las faltas de fe, en las ausencias...

Dormir poco, bailar "en demasía"... Mis pies quedaron muy heridos con múltiples ampollas...jajajaja, qué vida buena... qué lindas mis amigas...habito desde hace un tiempo un círculo femenino del que antes renegaba...

Las mujeres maduran para mejorar, indudablemente. 

Y la celebración de las velitas, que aquí es de madrugada, fue una prolongación de una noche larga (por cierto llena de dudas y temores de índoles peculiares...alguien cómo yo se enamora fácil, y también se desenamora fácil...) y divertidísima con francachela, comilona, salsa, mucha salsa, velitas, getsemaní y amanecer.

Y luego a Barranquilla a desenguayabar sin haber bebido, jajaja, solo cansancio físico, de tanto que pasé sin dormir. Me sentía como Andrés Caicedo...salsa y calle, salsa y calle, sonido bestial, y jala jala, y londres, y lluvia, y juliana que mala eres, y por supuesto, Micaela, que se botó....

y terminé en consultorio, estrenando homeópata, dispuesta a convertir los bloqueos de mis chacras y de mi plexo solar en motivos para ser mejor, más fuerte, más convencida, menos temerosa y más bella.

Amo a la Cartagena que me restituyó la vida. El 2009 me dedicaré a mi wen relación conmigo, la maternidad y mis hijos; todo está atado. Un yo nuevo, apenas descubierto, lo necesita. 



 

Comentarios

madame web dijo…
"Micaela, se boto"
Ahhhh que recuerdos de aquellas noches de Antifaz y salsa...mucha salsa...en las que siempre bailabamos juntas Micaela... snifffff
me hiciste falta por un momentico
besos
esfabelous.blogspot.com dijo…
Ana, ¡me gusto tu frase de que las mujeres maduran para mejorar...de eso no hay duda!

te dejo mi blog, recién abiertito; espero que me visites.

saldudos

Entradas más populares de este blog

¿Que es la desescolarización? (farenga)

Qué es la Desescolarización?
Por Pat Farenga ------------ --------- --------- ---

Esta es una práctica conocida también como aprendizaje dirijido por el interés, aprendizaje iniciado por el niño, natural, orgánico, ecléctico o auto dirigido. Recientemente, el término “desescolarizació n” ha sido asociado con el tipo de “escolarizació n en casa” que no utiliza un currículo fijo. En forma breve, defino a la desescolarización como la práctica de dar a los niños tanta libertad para aprender en el mundo como sus padres puedan tolerarlo. La ventaja de este método es que no requiere que usted, como padre, se convierta en alguien más, (por ejemplo en un maestro profesional derramando conocimiento en los recipientes del niño en una forma planificada).

En cambio, ustedes viven y aprenden juntos, buscando preguntas e intereses en la medida en que estos aparecen, y utilizando la escuela convencional “a demanda”, si es que se la llega a utilizar. Esta es la forma en que aprendemos antes de ir a la es…

Que horror!!!!!!!!!!!!!

Tomado de El Espectador

sábado, 09 de junio de 2007

En la enfermería del Colegio Nueva Granada de Bogotá, uno de los más prestantes de la ciudad, se repite la misma escena: una fila de alumnos de bachillerato aguarda con un recipiente de plástico en la mano, en el que antes han escupido, a que la enfermera deslice una tirilla de papel. Si la tirilla permanece blanca, los estudiantes suspiran y regresan tranquilos a su salón de clase. En cambio, si la tirilla se torna azul, el alumno debe someterse a un segundo examen, esta vez de orina, para descartar o confirmar definitivamente si ha consumido alcohol o cualquier otra sustancia psicoactiva.

Se trata de las polémicas pruebas antidopaje que en los últimos años saltaron de las competencias atléticas a los cuerpos de policía, a las empresas y ahora irrumpen en los salones de clase. En países como Estados Unidos, México o Inglaterra esta práctica ha provocado agitadas discusiones entre quienes defienden su efectividad para poner freno al cr…

Sobre religión, espiritualidad y otras cositas

Ultimamente pienso mucho en la educación religiosa de mis hijos. Vengo de una familia particular en este aspecto. Bisabuelo escéptico, bisabuela beata, tío bisabuelo masón y 3 tías bisabuelas espiritistas. Abuelos católicos 3 y ateo el 4to. Papás confundidos, aún. Mi papá ha pasado, y me paseó, por todas las religiones imaginables, desde hare krishna hasta judíos cristianos, y todo lo intermedio, una verdadera pedagogía de la creencia. Mi mamá peca y reza, y se echa la bendición, y respeta los curas, y nunca va a misa, pero a veces sí, y cuando va comulga.
Y entonces sigo yo.
Fui criada catolica por mi abuela. De niña, odiaba ir a misa, me daba una pereza infinita pero me tocaba. Durante toda mi adolescencia tuve la fortuna de pertenecer a un grupo católico llamado AJAM que, tengo que admitir, me hizo quien soy junto con el colegio. Otras formaciones posteriores sumaron, pero las estructuras de mi formación sin duda son dos pilares: AJAM y el CNG.
Tengo un amigo que dice que AJAM nos …