Translate

Buscar este blog

miércoles, 29 de mayo de 2013

viviendo en la incertidumbre

Tengo 36 años. Más de 20 de ellos ya llevo tratando de tener control sobre mi mundo. Pero nací en la generación incorrecta. A mi me ha tocado la transición de géneros en donde las mujeres hemos logrado muchas igualdades y ya no estamos tan paranoicas como nuestras mamás, pero nos hemos masculinizado sin darnos cuenta, entonces...no podemos adaptarnos a la forma de pareja y de relación que se planteaba antes.  Y la nueva forma no se ha creado aún. En fin, transiciones. Y hasta dudas de orientación sexual causa, porque esto de ser el macho proveedor toda la vida, cansa a cualquiera, o lo convence de estar al lado incorrecto. La incertidumbre de género.

A mi me ha tocado la fuga escolar, es decir el aumento progresivo de una conciencia colectiva de que el colegio no es ni equitativo, ni equilibrante, ni movilizador social, ni educativo, ni agente de cambio, ni ná. Es decir que sin tener aún claro qué disposiAtivo lo reemplace, me ha tocado ingeniarme una alternativa sin hoja de ruta. La incertidumbre educativa.

A mi me ha tocado la crisis pensional y de seguridad social...es decir que me ha tocado pagar de mi bolsillo lo que para la generación anterior era impensable: la salud y la capacidad de pensionarse. Yo no pienso en eso. Me imagino que de aqui a 30 años, el fondo donde tengo mis ahorritos se habrá quebrado. A esta la voy a llamar muy a pesar mío la incertidumbre estatal, o garantista.

A mi me ha tocado el imperio de la OPS, el reemplazo del contrato laboral por la idea del freelance y el contrato de servicios. Aunque he renunciado de par trabajos con otros tipo de contrato más digno, la incertidumbre económica te lleva a tener dudas siempre sobre cómo lo hacés.

En el 99 caí en el UPAC. Desde entonces, ni media tarjeta de crédito. Incertidumbre crediticia...aunque no...esa no es incertidumbre. Es un no garantizado.

A mi me ha tocado la era de la confusión religiosa. Muchos dicen que soy atea. Otros creen y critican que pertenezo a la "secta" Bahai. Otros más que soy YOga. Y yo solo se que soy incierta religiosamente, no tengo nidea que pensar al respecto.

NO soy ni CArtagenera, ni BOgotana ni paisa, incertidumbre regional o de origen.

No soy ni rica, ni pobre. INcertidumbre de clase. 

No soy ni bonita ni fea. Tengo mis momentos intensos para ambos. INcertidumbre estética.

Y uds?




martes, 28 de mayo de 2013

les ha pasado?

Les ha pasado que se levantan un día y de repente parece que todo sucede en otro idioma? Es decir, entiendes el español en que te habla la gente, mas o menos...pero ...no entiendes. En efecto, NO ENTIENDES.

No entiendo qué pasa a mi alrededor, ni por qué ni cómo se da.
No entiendo lo que me dicen o dejan de decirme, ni por qué.
No entiendo cómo funcionan las cosas.
No entiendo cómo lo hacen los demás.

No entiendo.
En fin.

Me entienden?

martes, 21 de mayo de 2013

Amanecer sin ganas

Unos días al mes, sí esos, me convierto en un objeto animado. Carezco de la energía vital que los demás dicen que me caracteriza. Me convierto en un ser humano común y corriente, sin exceso de energía, ni de entusiasmo, ni de ideas, ni de nada. En esos días lo primero que me pasa es que me siento frágil, MUY frágil, y absolutamente impotente. Estoy segura que todo va a salir mal y que nada vale la pena. Miro a mis hijos y pienso que es probable que para ellos el futuro sea una tragedia de rendición de cuentas con una sociedad que no les va a mirar con ninguna misericordia. Miro mi vida laboral y me arrepiento de todo aquello que me es caro, como saber trabajar por amor y no por dinero, y poner primero los deseos de los demás que los míos. Ambos son horrores estructurales para el sistema de valores en el que estoy inmersa. En estos días veo con toda claridad la magnitud de mis irresponsabilidades, y me siento sola y pequeña y equivocada. Y solo quiero un par de memorias de estar arrunchada con alguien que me quiera desde chiquitica, pero la verdad no hay muchas.

Sí, las mujeres como yo necesitamos consuelo, y nos ponemos vulnerables, y nos duele vivir. Y nos quedamos atrapadas en las telarañas, por momentos, en los "todos", las "nadas", y los "nadies" de la vida, que le vengo enseñando a Rodrigo que nunca son verdad.

Y entonces solo pienso en regresar a mi ciudad, o irme a mi adorada Medellín, y en abandonar esta ciudad ingrata y estéril, donde la gente que he amado se ha portado tan faltona, con su extraña forma de expresar el amor. Y me da mas calor, y el desespero corre el riesgo de convertirse en desesperanza. Y sé que esta ciudad es la ciudad donde eso es lo que impera...y pienso en que por más inmunidad que trajera, ya la enfermedad me está calando los huesos.

Y me releo el blog del ciclo menstrual, y pienso que debo aprovechar estos escepticismos frente a todo para ajustar mis sueños y darles principio de realidad. Y racionalmente agradezco poder tener momentos tan "reflexivos" aunque la palabra es depresivos...

Pero la verdad, quiero que se me quite ya este dolor de amanecer viva.


lunes, 20 de mayo de 2013

la regla

Sueño con alguien que cuando me vea como estoy hoy, cuente en el calendario y me diga...ah.... ya se que te pasa...te va a llegar...no es nada...

y pueda ignorar mis arranques de llanto y rabia un par de días, y me siga queriendo...

como yo a mi... así que

Yo conté solita y me puse feliz de saber que era eso

esta sí sere yo...?




Soy politóloga con maestría en educación. Mi interés primordial es trabajar por la autodeterminación y el empoderamiento de las comunidades; el respeto por la infancia, la maternidad y la diferencia; y la reflexión crítica sobre la educación. Tengo 36 años y 2 hijos. Soy separada. Vivo en Cartagena hace 5 años.

Tengo 20 años de experiencia en trabajo comunitario y con organizaciones de base. Conozco en profundidad los temas de incidencia y construcción participativa de políticas públicas, especialmente diferenciales por edad y etnia. Tengo mucha experiencia en diseño, coordinación y evaluación de proyectos. He tenido muy buenos resultados haciendo coaching y consultoría en el sector social y público.

Soy traductora oficial inglés español, manejo muy bien Office y herramientas de Web 2.0.  Soy entusiasta, comprometida y tengo excelentes capacidades para el cabildeo y la negociación.


Falta mi humanidad...no?


"en una de las encrucijadas de la vida"

jueves, 16 de mayo de 2013

Diagnóstico Médico

Despues de varios meses de ires y venires médicos, demoras en conseguir citas, trámites de exámenes, dudas, respirar profundo con frecuencia para no asesinar a nadie...y en fin, un recorrido típico por el sistema de salud colombiano, obtuve un diagnóstico concreto: no tengo cáncer. Desafortunadamente, hay que añadirle a eso una palabra: "todavía". Y es que tengo un precursor genético que me hace propensa a desarrollar un cáncer...por lo cual debo hacerme controles cada 3 meses casi que por el resto de la vida...pero...

eso es MARAVILLOSO!

Cada 3 meses recordaré que mi prioridad soy yo misma...!

Y me haré las ecografías.

Estoy contenta, tranquila y aprendí lo que tenía que aprender de esta experiencia, por fortuna.

Presencia digital de los chic@s

Aunqeu no carezco de un poco de angustia...me encanta una de las prácticas más llevadas a cabo en los útlimos días por mis hijitos. Rosi pidió muchísimo una cámara con buena capacidad de video para su cumpleaños...le regalé una linda, que graba HD. Y ella cuelga videitos de Youtube (ahora Rodri tambien) porque hay como un grupo de chicos que lo hacen...

y se comentan cosas... y postean....

y me imagino la vida futura de Rosi y Rodri...

cada uno con canal de facebook, con redes de comentarios, y grupos de interes y colaboración virtual...en fin...

y los dejo, porque pederastas habrá siempre, pronografía infantil también...y hay que ponerles las antenidtas bien alertas sin poner en juego sus competencias...

no creen?

martes, 14 de mayo de 2013

Ver con el corazón.

no se pierdan esto... http://www.cuevana.tv/#!/peliculas/4895/cirque-du-soleil-worlds-away. Para los que como nosotros, no pudimos ver Varekai, porque vivimos en otra ciudad...pues...esta peli nos devuelve al mundo de los sueños, al amor profundo por la humanidad...

para eso es el arte

para saber que a pesar de que los humanos somos horribles, crueles, totalitarios y patéticos, hay una parte de nosotros que TOCA rescatar, que hace valer la pena pertenecer a esta especie...

y de paso nos recuerda que a estas chicas les llega la regla, les dan cólicos, y les rompen el corazón...y no por eso se excusan y se escudan para no ser lo máximo...

TODO ES PERFECTO. No se los pierdan. Y no más excusas.

domingo, 12 de mayo de 2013

diario de nuestra celebración muy propia de día de la madre

llevo 11 días de la madre. 5 de ellos documentados en este blog. Uno de ellos histórico...por la calidad del documento....

Reconozco que ya no me gusta la fecha. No porque no cre que nos merecemos mucha más atención de la que recibimos, sino porque viviendo sola aquí me doy cuenta que el día de la madre es una celebración que los adultos forzan sobre los hijos. En el colegio, cuando asistieron, me hicieron mugs, tarjetas, manualidades, una fiesta, una cosssssssaaaaaaaa...hasta incómoda. En Bogotá, iría a ver a mi abuela y a mi madre, y almorzaríamos juntas para vernos como siempre. Y aquí, la gente va a donde la mamá más vieja y pasa el día...y como no tengo familia adulta... pues...me toca inventármela.

Anoche fue la fiesta de cumple de rosi...ya migramos en edad, así qeu fue una piyamada. POr fortuna, mi cerebro y mis ganas dan para que la fiesta fuera piyamada y mixta, sí, sí es posible confiar en 7 niños preadolescentes, así jueguen verdad o reto. Pasaron deli. Estrenamos mi carpa circo en la terraza, pusieron musica ellos mismos, mientras un par de adultos nos tomabamos unas cervecitas y coordinabamos de lejos le hechura de pinchos y chorizos...

Luego cuando los adultos se fueron los niños me enseñaron un chat de caras que me dio escalofrío, prometo poner aqui el nombre para que todas las mamás nos vovlamos expertas en usarlo y en prevenirlos...y finalmente me fui a dormir dejándolos "solos" es decir con ellos mismos.  No hubo sexo, saben? Se durmieron, y como era obvio el sol los despertó y bajaron a las 6am a desayunar. Vimos pelis...querían ver una peli de terror y a esa hora, hasta yo. Así que nos vimos (casi todos por primera vez) ...esa de lo paranormal...la 1. Yo no veo pelis de terror. les tengo pánico, pero arrunchada de día entre los 7 pelaos reconozco haber disfrutado mucho la adrenalina.

Palomitas y otra peli, para lavarnos el recuerdo...Ace VEntura. Juassssssss....es un clásico. Más palomitas y V de Vendetta, por solicitud de ellos! Jajajaja. A las 230pm nos dimos cuenta por el hambre de la hora...así que...a bañarse y correr a frisby por frisburritos, con los que quedaban (algunas madres habían reclamado ya a sus pollitos)... Con dos nos fuimos a conocer el lugar donde viven varios miembros del cabildo urbano de Zenú. Sé que no mucha gente puede subir en carro hasta donde yo, no solo por aventurera, sino porque mis vínculos con la realidad nos lo permiten. Vimos la ciudad desde una perspectiva que poca gente la ve...y lo disfrutaron. Luego bajamos, saludamos a lo más parecido a una madre adoptiva que tengo en Cartagena, Libia en laBoqui...y volvimos. Cansados pero felices.

Ahora dormiremos juntos, aun nos da miedito...

Feliz día de las madres sin adultos.










miércoles, 8 de mayo de 2013

Medellín

Vertiginosa visita a una de las mejores ciudades de Colombia, sin duda, la que mejor funciona. Con ánimo netamente turístico de darse un champú por la civilización, con el perdón de mis compatriotas cartageneros, recorrí varias medellines en un par de días.

1. el juguete urbano: parque explora, planetario, parque de los deseos, jardín botánico. Miles de cosas que aprender y repasar.

2. la movilidad: montar en metro es un orgullo todas las veces. Está pulquérrimo, tiene una voz en off que e dice a la gente que no estornude encima de los demás, que su comportamiento demuestra su educación...jajajaja. Y si vas en carro particular tiene millones de kilómetros de avenida (pobrecita yo, tan campeche que suena, pero es que en Cartagena hay una via arteria y está en obra desde el 2007 que llegué).

3. lo popular: los barrios de Moravia y Castilla con sus formas institucionales y comunitarias de construir espacios públicos: el ensayadero de Freddy con sus specialty coffees y la movida rockera de Castilla; y el centro cultural de Moravia, teto de gente de toda clase que habita el barrio y encuentra allí clases de lo que quiera, y espacios para leer, tocar guitarra...y hacer lo que se le da la gana...en vez de ponerse a fumar bazuco y mirar pa'l techo en la esquina.

4. la casa de la música EPM: mi peor chillada del viaje. Que emoción y qué envidia. Un mega ensayadero público para todos los niños que provienen de los grupos musicales barriales y de las orquestas filármónicas de la ciudad. Ensayaban, para hacerme la experiencia más dificil, CARMINA BURANA alrededor de unos 500 niños y niñas. NO pude sin llorar y llorar en una grada viéndolos tocar y sintiéndome en Oslo.

5. pobres y ricos: en todas partes hay gente asquerosamente rica, pero como aquí los pobres no se ven tan pobres...no me dolió tanto. La ciudad si uno la dispone para ello es un espacio de aplanamiento social.

6. Cultura E y Ecosistemas de Emprendimiento: mucho que aprender, todo que aplicar.

7. Concierto de Fito. LO MAXIMO.


Mucho quedó pendiente...pero sucederá pronto.

martes, 7 de mayo de 2013

Muchas entradas pendientes

tengo en la cabeza como dos entradas, pero la de hoy es un poco negativa...es sobre la cobardía.

He descubierto que soy alérgica a los cobardes. Supongo que todos somos un poco cobardes en algunas cosas, pero la gente que se justifica para no actuar de ALGUNA forma, da verdadero pesar, y rabia y hasta un poco de asco.

Y me encanta jugar con la idea de los miedosos...se le tiene miedo a los monstruos, y a mi me encanta ser monstrua cuando puedo asustar... No se si me entiendan, pero a cada quien hay que darle un poco de lo que desea... el que me quiere como soy y me valora, obtiene lo mejor; el que me condiciona y me juzga no solo no tiene mi energía creativa cerca (pierde)...sino que saca a relucir lo que me espeluzna de mi (y es muy positivo, puesto que puedo descargar mi ira y mis malas energías en la dirección correcta).

Aitá.

jueves, 2 de mayo de 2013

Mis máximas

Ayer con la entrada de Astrid, me quedé pensando en las máximas que me he echado en la vida...he aqui algunas...

1. Quiero cometer otras equivocaciones, no las mismas
2. Pertenecemos al 13% del país que ingresa a la universidad, y al ínfimo 7% que se gradúa. (debíamos sentirnos supremamente orgullosos de ser parte de ese pequeño porcentaje de “privilegiados” que gozamos de la mejor educación del país por haber pasado un examen...). Tenemos la obligación de devolver algo de ese privilegio. 

3. A este país uno no lo saca adelante con granitos de arena, aquí se requieren esfuerzos a volquetadas
4. Una mujer y una vagina no son lo mismo. Vaginas habrá muchas, pero mujeres muy pocas, y si son mujeres de verdad, además, son bonitas. 

Alguien me recuerda otras? se que hay más pero no me acuerdo, voy a ir completando esta entrada en el tiempo...

miércoles, 1 de mayo de 2013

Carta de una amiga para ser publicada aquí

Juro que no la he leído. Simplemente la corté y la pegué.

Anita es una amiga que conocí en la universidad. Debo decir, nos hicimos amigas no sin contradicciones y diferencias, supongo yo que a la larga esto es lo que realmente te posibilita instalar el escenario para que los intercambios a futuro fluyan de acuerdo a las marcaciones y distancias necesarias para llevar en el tiempo un afortunado y difícilmente corruptible cariño en el corazón. Anita tuvo dos bebés. Cuando venía el primero me alegré profundamente porque al recordar sus historias familiares, y teniendo en cuenta sus reflexiones y sentimientos hacia su vida infantil, estuve segura de que ese bebé vendría a los brazos de una madre consciente del compromiso enorme que significaría acompañar a otro ser a crecer. Luego vino la nena, la conocí una vez que la llevó en el carro a saludarme el día de mi fiesta de cumpleaños número no-me acuerdo, los dos chiquitos abrían los ojotes desde adentro y yo en ellos vi gestos del papá y gestos de la mamá, que inevitablemente sumergieron en una ternura irresistible porque es como ver una versión perfecta de ambos, porque al papá también lo conocí. Casi no nos vemos desde esa época, salvo muy de vez en cuando y más que todo por casualidad, aunque dicen que las casualidades no existen, así que de ello ser cierto, algo trae para mi Anita cada vez que la veo con esa sonrisa y esas carcajadas que me llevan a otra época de la vida y me ponen sencillamente bien, a secas. De las pocas conversaciones que hemos tenido durante estos ya largos años posteriores a la era universitaria, he de decir que me encontré con una madre cuyo proyecto de vida ha resultado ser mucho más amplio que lo que se deduce del reducido y “privado” ámbito de la crianza. Un proyecto en el que coincido aún sin ser madre y sin pretenderlo aún con las suficientes ganas. La manera como entiendo el problema de la educación de los chicos/as está muy ligado a mi percepción sobre la escuela, la universidad y en general, el sistema educativo. Y para no sobrecargar este texto con largas disquisiciones analíticas que por demás muchos de los lectores del Blog entienden mejor que yo, he de decir que para mí el sistema educativo es una de las máquinas de represión y control más eficientes y sutiles de la sociedad, pero no por el tema de Pink Floyd, no, sino porque te hacen creer que si tú pudiste es porque todos pueden y te pone en función de olvidar, segregar y marginar así sea sutilmente pero, eso sí, el resto de tu vida quieras o no a los que no pasaron por la máquina, a mí lo que me traumatiza no es tanto la homegenización como el olvido de los que NO están ni estarán y el porqué. Esa educación se nos vendió en su momento como la gran promesa del modelo liberal que posibilitaría la igualación de los puntos de partida para el logro de la democracia, se nos ha venido como la gran lucha para conservar la posibilidad del desarrollo desde todos los puntos de vista posibles, defendimos las vetustas aulas de nuestra escuela, colegio y universidad con vehemencia cuando ese poco de esperanza que en la educación tuvimos –y tenemos- fue amenazada una y otra vez por quienes interesados en operativizarnos hacia las necesidades del mercado la atacaron, pero en el fondo, todos y todas aquellos que tuvimos la oportunidad de inaugurar el lote cerebral con las lecturas sobre la educación y la comunicación popular –la de “a desalambrar, a desalambrar…”- creo yo que guardamos en común alguna cierta sospecha sobre lo que la institucionalización de los procesos educativos ha hecho con la sociedad y con las mismas luchas pretendidamente emancipatorias. Me pregunto si es verdad que conservando esa pared que distingue el aula de la calle y del campo, no elitisamos aún más el conocimiento, y me preguntaré siempre si mi universidad no ha sido más bien la que hicimos con tantos líderes sociales, amigos, amigas, desconocidos, contradictores, compañeros/as con los que una y otra vez hemos ido y venido encontrándonos para repensar el mundo desde la vida cotidiana. Yo me quedo con la segunda, aunque siga necesitando pragmáticamente, como todo el mundo, las “certificaciones” de la primera para poder sobrevivirle a esa misma vida. Esto me recuerda como en primer semestre de Ciencia política una amiguita a quien hoy quiero mucho expresaba en un salón de clase cómo debíamos sentirnos supremamente orgullosos de ser parte de ese pequeño porcentaje de “privilegiados” que gozamos de la mejor educación del país por haber pasado un examen. Sus palabras me quedaron en la cabeza desde aquella época porque me latió siempre que en el marco de ese discurso optimista, ese pequeño porcentaje de tristes afortunados, tendríamos que de algún modo sentirnos un día orgullosos de dejar de ser una minoría para pasar a ser personas comunes y corrientes, como el pelado del supermercado del barrio que teniendo mi edad a la fecha de 1998 no tenía la más remota esperanza de “ingresar” a la universidad mientras me cobraba la frutica de la lonchera y yo me iba orondamente para mi enorme, verde y privilegiado campus donde tenía que sentirme muy orgullosa porque la divina providencia y la estratificación inclemente y cruel de la educación secundaria me había fraguado el milagrito de pasar el famosos examen ese. Aclaro, mi pelea no es contra la universidad pública o privada sino contra el proceso que parte y se sustenta en el confinamiento institucional miserablemente excluyente, y de paso iluso, de lo educativo a LA institución -de cualquier tipo- la que te somete a un proceso de notas, de certificaciones, de metas, y de conocimientos aislados. Y allí es donde pego con Anita, creo. Supe de los que llaman ustedes “homeschooling” por medio de ella. Me contó cómo era la vaina, cómo había que hacer un montón de esfuerzos, de los cuales el más berraco era conseguir otra gente home-schoolera que le siguiera la pita y así poder hacer combo y facilitar los procesos. Contestó mis dudas siempre con infinita paciencia pedagógica –bien del cual goza Anita de vieja data y ha pulido, me imagino yo, de tener que lidiar con tanto ignorante en la materia- , desde las dudas políticas acerca de si el método… –si es que así se le puede llamar- no terminaba volviendo a los nenes unos sifrinos inmamables elitistas medio atolondrados y autistas, o si no se les atrofiaba la socialización, o si la separación de “LA realidad” (con mayúsculas) no los iba a terminar de joder peor, que mirara el ejemplo de los hijos de Estanislao Zuleta lo que decían, pasando por temas de orden económico y de nuevo ¿qué tan viable es como opción para muchos y no para dos y tres nenes sifrinos (bueno, no, ya habíamos quedado que no se iban a sifrinizar), que si no era bacano el Merani, o el método de la EPE, o el mega experimental intelectualoso, o el otro, o aquel, y al final muy sinceramente la más grave y sentida de mis dudas: ¿cómo carajos haces para trabajar y velar por el delicado, acrobático y quirúrgicamente delicado método de organización cotidiana de dos micos y cien mil obligaciones con las que lidia una mamá soltera? Tampoco me quiero meter en terrenos que merecen reflexiones pedagógicas de orden superior y elevado. Yo me quedé en Mclaren y con el buena Marco Raúl Mejía y hasta ahí, así que no tengo mucho que decir salvo que la educación para mi sigue siendo un tema de la vida misma, que educar a los chicos fuera de la institución es una apuesta valiente y creo yo, popularizable en amplios sectores en donde la escuela es antieconómica (me refiero a la economía casera), enferma a los nenes, los vuelve mierda matoneados por ahí o matoneadores de otros, los somete al escarnio de la estratificación de la nota, los separa de su red vincular y de apoyo, desemocionaliza el crecimiento, y contrariamente a lo que uno podría pensar, disminuye el sentido de lo público antes que estimularlo. Creo yo que con ese ingenio del que habla Ana, varios manuales se podrían escribir, manuales populares, que demuestren como es la interacción con el barrio, con la ciudad, con el campo, con los viejos no profesores pero si sabios/as, y en general con los territorios, lo que le da sentido al proceso educativo, un sentido hacia afuera, ese afuera donde hay tanto joven en las cajas de los supermercados de barrio cuando están de buenas, porque los otros están en la calle buscándole la vuelta al día, mirando en qué se meten… y hay tanta oferta macabra para ellos y ellas por estas épocas sanguinarias…. Para finalizar, creo que la clave se encuentra en el territorio, en la apropiación del entorno, en la desinstitucionalización tanto de las prácticas educativas como de la misma crianza, en la generación de lazos de solidaridad y de confianza, en reconocer que la movilidad es un rasgo de estas generaciones que vienen, que el que está en un solo lugar pierde en elaboración y re-elaboración del sentido de la transformación de la realidad, que solo reconociendo los saberes que se encuentran escondidos detrás de cada rinconcito de la realidad cercana se re-humaniza la educación y se restituyen valores en los que todavía somos bastantes los que creemos, como que la justicia social sigue siendo un sueño que es legítimo heredarle a los chicos y chicas. Colombianos y colombianos, muchas gracias.
Astrid Cañas C.

el futbol

Mi abuelo fundó Santa Fé con su hermano Mike que aun está vivo y es un famoso comentarista deportivo. Tata fue de sus primeros entrenadores y campeón del Barcelona en 1928.

A mi me confunde que la gente se desviva y mate por el futbol, pero sentir pasión puede ser también inherente a la naturaleza de cada quien. 

las pequeñas satisfacciones

1. uno puede cambiar si aprovecha el día y entiende que puede volver a comenzar
2. ser feliz sin dinero, y con él.
3. cocinar
4. sentir el viento en la cara
5. conducir
6. la risa de rodrigo
7. amanecer con Rosario tocando Bach en el piano
8. poder poder
9. sentir miedo y poder decir siento miedo sin creerme menos
10. graduarme de community manager empírica, jajajaja.

Todos arando ...en el mar

Esta tarde me senté con los chicos. Hoy lo que más nos une es Queen, Michael Jackson y unos muñecos geométricos en los que estamos trabajando. Mi nivel de expectativa frente al oficio de la casa ha bajado...y pues yo estoy decida a trabajar menos y más concentrada. Las cosas van bien...

Y no se si sea mi ciclo menstrual o que...pero hoy me entró como un bajonazo. Veo tanta gente arando, arando, arando...y creo que aramos en el mar. Los procesos no arrancan, se estancan, retroceden y se acaban muchos...es tan difícil sobrevivir hasta en el plano de la vida misma...me entra a veces como un frío y un desasosiego por el futuro...