Translate

Buscar este blog

viernes, 20 de julio de 2012


"Nobody realizes that some people expend tremendous energy merely to be normal." ~Albert Camus




Yo encuentro dos maneras de entender esta frase. Por un lado, el hecho de que algunos ponen un esfuerzo tremendo en ocultar su persona única y maravillosa para tratar de encajar en una sociedad que no vale la pena. Por ejemplo, los gays que se encuentran aún en el closet son un gran ejemplo. Por temor a la mirada "normalista", los gays hacen una vida que aparenta normalidad y reprimen y esconden su verdadera naturaleza. Esa naturaleza muchas veces es bella y completa y amorosa, pero la versión reprimida es por ejemplo un agresor sexual o un violento.

Por otro lado, esta frase también puede querer decir que es increíble que la gente haga tanto esfuerzo sobre su persona solo para ser "como los demás". En este sentido, esforzarse debe producir una personalidad única, auténtica, intensamente apropiada de sí misma. Vivir es un gran esfuerzo, todos los días requiere autodominio, concentración, amor, dolor, negociación, juicio, inteligencia. Todos la tenemos, pero no todos la cultivamos con valentía para encontrar nuestra particularidad.

El mundo allá afuera está hecho para masificar nuestros gustos (ropa, comida), nuestros sentimientos (amor, amistad, odio...todo se modela en las telebobelas y los realities), nuestros cuerpos...y...

si defendiéramos, por lo menos, nuestros sueños?


miércoles, 18 de julio de 2012

ayer toque tambora

mis temas favoritos: los temas tabú...hoy: el dinero

Hoy con mucha alegría encontré mi plata!

Todos los meses siento que el dinero no me alcanza, que estoy sola, que no se manejar mi vida, que administro mal. Que para el salario que tengo no tengo la calidad de vida que podría...y me pregunto con tristeza...a dónde se fue mi dinero...

y por fin hoy, de repente....se a donde...

No tenemos el IPAD, ni hemos podido ir a conocer la nieve tan anhelada, no tenemos carro, ni casa...

PERO

tengo hijos autónomos que dissfrutan aprender por sí mismos y saben buscar las repuestas a sus inquetudes intelectuales, emocionales y físicas. Estoy migrando hacia una educación espiritual puesto que yo me estoy autoeducando en ella tambien.

en este semestre he contribuido a universidades de mis estudiantes y amigas, manutención de sus hijos, proyectos de vivienda propia, trámites de viaje, cuerdas de violines, tambores,

Mi dinero se invierte en personas que valen la pena. No en cosas. Pocas cosas valen tanto la pena como las personas.

May, Mon, Juli, Waidis, Martha, Laura, Gerardo, Estéfani, JElissa, Serena son todas personas que me prestan sus servicios, que hacen mi vida posible...

Muchos son mis amigos... así he sido siempre. Así conocí a Johana y es hoy una de mis hermanas.

Soy así con el dinero, con la vida y con todo....y entonces cada vez que me duela el IPAD debo pensar lo muy privilegiada que he sido siempre de estar tan bien rodeada...y justamente....no por el dinero.

Bonita, bonitísima paradoja. Cuando me sientan angustiada, por favor recuérdenmelo, que hoy me hizo muy feliz darme cuenta de que no es que yo bote la plata...es que tengo una nómina de estrellas trabajando conmigo en mis sueños.

martes, 17 de julio de 2012

Síndrome de fin del mundo

Si todavía quedaban dudas sobre mi cordura, después de este post creo que no quedará ninguna: no soy normal.

He vivido esto antes. En 1999 se creó un terror colectivo frente al Y2K se acuerdan? Iban a fallar hasta los semáforos, dado que se volverían locos todos los sistemas dependientes en tiempo del mundo, debido al "reinicio" de los relojes digitales (de 99 a 00). No paso. Le metieron tanto dinero al Y2K e hicieron tanto aspaviento que llego el Feliz Año con milenio incluído y nada paso. Nada. Reconozco que me decepcioné un poco, siempre es más divertido sobrevivir al Armageddon que a un guayabo de fiesta de fin de año.

Pero. Pero.

Este año he sentido algo similar. Pero esta vez está en las estructuras mismas de quienes somos y como somos. Precariamente, intentaré poner en palabras una sensación que considero colectiva en tanto la veo manifestarse en más de un lugar. Siento que estamos más extremos, más bipolares, más intensos. creo que la intensidad de los conflictos (manejados siempre como con parsimonia) va en crescendo. Y me refiero a los conflictos armado nacionales e internacionales. Pero también a los conflictos internos. Percibo a todo el mundo más frágil, más emocional, menos controlado. Creo que además las redes sociales tienen un poder de reverberación de los sentimientos buenos y malos, que es incontrolable...

Es posible que este poder de comunicar, en manos de todos, nos haya hecho más informados, mas conscientes, y más poderosos. Pero en lo personal, a mi, me ha hecho más fragil. Me duele que existan tantos asesinatos tan viles de mujeres. Odio que Uribe pelee en público con Santos. Me da rabia que un exmejor amigo de infancia usufructe los peores valores de la sociedad para volverse famoso. Y se lo merece mucho, porque es puro talento. Si antes me dolían todas las muertes, y casi que no podía pasar al lado de los periódicos amarillistas, ahora, ya no reconozco los amarillistas de los que no lo son, no solo por el aumento de los muertos, sino por la excesiva información que tengo de los metodos, los resultados y el dolor de la familia.

Existe la indigestion informativa?

Ojalá el mundo se acabara...ocmo lo conocemos. Que tuvieramos más tiempo para sentir y para reparar, menos para trabajar y más para reirnos. Más para criar que para producir...ojalá llegara el fin del mundo y por fin cambiara las cosas estructurales. Estoy aburrida de tantos cambios para no cambiar. Son solo información para perpetuar que no sabemos nada, que no nos conocemos, y que no sabemos vivir en paz.

Mi status desde hace meses es "en construcción" y aunque lejos de encontrarme...


sigo buscando.

Isaac Asimov

Cuando la gente es inteligente y tiene a mente abierta, no quedan dudas: hay genialidad. Miren este video de Isaac Asimov en el 88, cuando internet y las herramientas que ahora tenemos a mano eran solo un sueño, una esperanza. Sonaba imposible...

Somos tan privilegiados.

sábado, 14 de julio de 2012

Ganando tiempo

La sensacion de ahogo con el uso del tiempo te la produce el desorden mental...me ha costado mucho superar mi personalidad  "TIpo A", pasando del acelere que me caracteriza a uno que me haga feliz...sin eprder mi intensidad pero canalizando mejor mi energía y por ende  mi fuerza.....

lean esto....suena facil...pero no es. Comiencen.

miércoles, 11 de julio de 2012

Belleza

Estoy educando una preadolescente. Rosario es una niña maravillosa, pero para que sea una mujer maravillosa debe pasar por una intensiva sesión de autovaloración antes de entrar en la dificilísima adolescencia. En ella, dudará de quién es y qué quiere, y antes de que le entren las serias dudas, es necesario ponerle algunas inquietudes en la cabeza.

Una de mis socias favoritas en esto de la maternidad, me mostró este video. Y lo vi con Rosi, sin precensura. Es decir sin verlo yo primero para preparar las explicaciones (ya casi no censuro ni el sexo ni la violencia, lo que hago es hablar de eso con ellos). En fin...lo claro es que lo que hay que instalarle el chip a Rosario (y comencé hace por lo menos 7 años...) es que la belleza no es UNA verdad, sino que existen múltiples bellezaS. Y que la belleza integral, la de adentro y afuera, es la que vale la pena lucharse para vivir feliz...es decir que no solo es una condición de ser lindo o no en un momento sino un proceso. La belleza se lucha, se adquiere, se mantiene...pero no como el cuerpazo del gimnasio...está fundada en el amor propio y el autoconocimiento.

Y aqui es donde aparece el ejemplo bueno y malo de la mamá. Yo no debería ser tan gorda y por eso en este momento de mi vida estoy en un plan de autocuidado comiendo menos y ejercitándome más. PERO, los que me conocen de cerca lo sabrán: Tengo pocos complejos sobre mi cuerpo. Yo amo mis formas blanditas y grandes, y me considero armoniosa para ser XL. Cuando me miro en el espejo no me siento particularmente orgullosa pero tampoco me ofendo; cuando, como ahora, subo un poco más por sendentaria o por tragona...me río y dejo de comer dulce y salgo a caminar en las mañanas. No me privo, pero tampoco me hago daño comiendo porquerías llenas de aceite.

Entienden ahora mi punto?

Cuando me siento mal de salud, me cuido...pero mi autocuidado no está basado en una obsesión particular sobre como me veo. Me importa mucho más como me siento. Como soy. A eso le dedico tiempo y horas...y frustraciones y dolores. Hacerse a una personalidad que valga la pena, construir un carácter, y tener un cuerpo sano son suficiente exigencia. A los 16 era Yayita y lo único que conseguí fue que me apostaran a cambio de una botella de Whisky. Hoy sé que por más que alguien busque no encuentra a una como yo. No se si soy mejor, o peor. Más bonita, mas fea, más inteligente, más bruta....menos terca, más estúpida. Solo se que soy única.

Sólo se que como yo solo soy yo, y al mirarme en el espejo más alla de mi barriga, mis arrugas, mis nuevas pecas, el tamaño de mis tetas y mis ojeras, o la cantidad de pelos que tengo....me veo a mi. Veo mi autenticidad: los pelos de colores que se irán conmigo a la tumba, la curva de mi sonrisa, el "entrecejo de mujer inteligente (jajajajaj)", mis labios que me encantan, mis tetas que guardan secretos lactantes y huevos revolucionarios, una cola redonda que nunca había notado, y una cintura inesperada. Veo mis estrías, y mis rodillas. Y mis pies que me llevan siempre a todas partes. Y recuerdo que cuidarme es hacer yoga, pintarme las uñas (dejar de comérmelas), fumar sin obsesiones (20 cigarrillos al semestre puede ser), no emborracharme, bailar intensamente por lo menos 4 veces al mes, tener mucho sexo, y comer mucha comida de colores...

Y que se vayan al cuerno la Azcárate y los tont@s que no se fijarían en una mujer como como yo. Ellos claramente son los que pierden. Esa es mi definición de belleza.

viernes, 6 de julio de 2012

la economia familiar

La libertad significa responsabilidad; por eso la mayoría de los hombres le tiene tanto miedo. Goerge Bernard Shaw.

Hoy vi esto en mi face. (volví, he cambiado mi relación,... creo) Y es tan cierto. Además vi a alguien alabando al presidente de Uruguay por su estilo de vida.

Y pensé que mi estilo de vida es similar, he optado por priorizar la libertad a la comodidad. También pensé que no hay que esperar. Hay que querer hacerlo:

La ética de gastos en la que se educan Rosi y Rod es la siguiente:
1. regala las cosas que no usen mientras aún estén en buen estado a quien las necesite o las quiera
2. no compres nada que no necesites
3. reutiliza
4. ahorra energía
5. cuida animales
6. dona una parte del salario a una causa justa (el 30% de nuestros ingresos y buena parte de nuestro tiempo libre lo invertimos en FEM)
7. no te gobiernes por la moda
8. comparte lo mucho y lo poco
9. no veas tv y si tenés que ver, vé películas, no los comerciales
10. vive austeramente



miércoles, 4 de julio de 2012

como habla la gente

Han notado como cuando alguien quiere sonar "democrático" usa la palabra "nosotros" en vez de "yo". En un discurso de político es típico que el personaje diga "nosotros" refiriéndose a lo que él o ella piensa. Yo, que NUNCA uso el nosotros, soy leída como una mujer autoritaria. Solo porque reconozco que yo pienso algo, yo solita, y que no necesito validarme en abstracto con unos "otros" invisibles e incomprensibles. Yo asumo las consecuencias de mis actos. Aquí en este blog yo digo. Y ya está.

Últimamente noto mucho los verbos. Los "debí haber", son horribles, puesto que constatan el arrepentimiento. Los "debe ser" son aquellos que refieren a la moral, a lo que todos dicen que es lo normal. Así de asquerosos me parecen. El deber ser dice que mis hijos deben ir a la escuela, que yo debo estar conforme con lo que me dice la ley que me debe dar mi exmarido, y con que la sociedad condene a la gente bisexual. Como debe ser equivale a como dios manda. Y a mi ese dios no me manda a ser sino como soy. Y soy lejos de como debí ser.

No conozco el verbo "amaba". Nunca he dejado de amar a ninguno de mis amores. Si los dejé de amar era porque no los amé. No conozco la noción "no puedo", y mucho menos "no pude". Prefiero siempre el "no he podido", que da mucha esperanza.



domingo, 1 de julio de 2012

Facebook

Tengo una relación amorosa con face. Igual de tortuosa, desafiante y ambigua. Hoy recibí la 27ava solicitud de alguien para que regrese. Muchos me han escrito diciendo que me extrañan en face. Estoy conmovida. De verdad. Parece un exceso pero lo estoy. Uno lanza info en face como al mar, y saber que se es leído o escuchado...es...impactante. Que hay personas que se "afilian" a ti, y luego no pueden desapegarse de tus boberías. Es bonitísimo. Bonitísimo. Y sí. He decidido regresar. Haré un uso más restrictivo, para no perder lo ganado en el blog y en twitter. Creo haber entendido con este ayuno, para que sirve cada red social. Y eso es emocionante. 

Me da algo de dolor volver por la razón que lo hago. La muerte de Angélica, asesinada y torturada por su exnovio. Vuelvo para movilizar mi indignación y la de un par de amigos que conmigo pongan una rosa o un mensaje en la estatua de una mujer, luchando por Cartagena, que dice "No me toques" en el camellón de los mártires. Parece puesta allí con esa intención. Y por eso pondré mi vela y unas flores...y que el que pueda nos acompañe, y si no que ponga su vela y sus flores mañana o el día siguiente. Lo importante es que sucedan cosas para que superemos la inercia, la impotencia y la desesperanza. La indignación para ser puesta en acción. Si no, no es indignación.


Sobre la maternidad y el trabajo como forma de estrés

Les comparto este artículo que me evocó una reflexión que tenía pendiente de escribir hace años.

Desde que nació Rosario hace ya más de 10 años, y cuando me di cuenta que mis inquietudes profesionales eran importantes para mi, ambicioné ser exitosa en ambos frentes. Educar a mis hijos en casa me mantuvo entretenida algunos años en los que trabajaba tiempo parcial porque nos manteníamos con dos salarios y se podía. En algún momento tuve que vincularme a un trabajo de tiempo completo, con Rosario de un año, y a la vez estudiar la maestría. El trabajo pagaba bien pero quedaba a 1.5 horas de mi casa. Muy lejos para pensar en hacer algun acercamiento durante el día. Salía a las 6am en una ruta, salía del colegio a las 4pm y a las 530 comenzaba la maestría hasta las 8. Cuando llegaba a casa a las 845, solo me quedaba, y menos mal, la lactancia.

Desde ese momento se me volvió obsesiva una cosa que yo llamaba por ignorancia el equilibrio casa/trabajo. Años después cuando tuve un rato para pensar en hacer una investigación formal al respecto (auqnue nunca la hice porque no era un tema de interés de las lineas de investigación de una universidad conformada en un 80% por mujeres), descubrí que solo la psicología social trataba el tema en algún detalle. Lo nombraban "integración hogar trabajo" y ahí me quedó la inquietud. Solo supe que en Mitsubishi la planta incluía muchos facilities como unas guarderías, dos colegios y hasta un college que facilitaba ver e interactura con los hijos varias veces durante el día. El resto de la literatura era solo de psicólogos que lo clasificaban como un asunto relevante en el manejo adecuado del estrés. Es decir que la responsable de perder el equillibrio hogar trabajo era la persona, por su inadecuado uso del tiempo. Esta afirmación me daba rabia. Aún me da. MUCHA RABIA. Hasta hace como un mes en el Congreso de Maternidad Multitarea descubrí que allá lo llaman "conciliación". ¡Y hay un debate público al respecto!

Más adelante en la vida tuve dos oportunidades fantásticas de entender. En el IDEP, mi jefa era mujer y un día le dije: legalmente mi OPS no me obliga a cumplir horario. Yo se que tengo que venir a las reuniones y estar disponible todo el tiempo. Estoy lactando. Podría ser que solo vengo a las cosas programadas y le entrego el trabajo mío por productos? Dijo que sí. Se dio la pela. Mucha gente, sobre todo las mujeres, le criticaron su "preferencia" y nos acusaron de corruptas. Yo hice un gran trabajo. Nunca falté. Duré 18 meses trabajando en el sector público con maestros, en un mega proyecto para reconocer las maestras y maestros que lo hacen bien en el aula, que aunque son pocos, trabajan desde la adversidad. Aún está colgado el mapa que produjimos en la primera pagina del IDEP lo cual prueba que fue un gran trabajo. Tiene 9 años. No recuerdo haber trabajado con más amor y más compromiso que en ese momento de mi vida.

Durante mis años en el IDEP gané una beca de líderes latinoamericanos. Rodri tenía 2 meses para la fecha de la formación que duraba un mes. Escribí avisando que iría con una acompañante para que se hiciera cargo de mi hijo lactante que me acompañaría. El mismísimo Atilio Borón me retiró la beca. Googléenlo. Muy "nuevo liderazgo latinomericano". Siendo así al cabo que ni la quería.

En el resto de trabajos que he tenido yo he puesto las reglas.

Y entré a la Universidad Tecnológica de Bolívar. Me tomó 2.5 años y un diplomado que hicimos en el programa llamado "Las Mujeres se Toman la Palabra" demostrarle a esa institucion que si la planta de personal y docente era de 76% mujeres, era increíble lo masculinas que eran las lógicas. Y es porque las mujeres gritan mucho, JODEN mucho, pero no piensan en lo que es verdaderamente revolucionario: sus condiciones. 3 meses después de que renuncié a la UTB abrieron la guardería con gran show. La abrieron porque duré 3 años martillando que las trabajadoras y las estudiantes embarazadas necesitaban poder estudiar tranquilas y a la vez lactar a sus bebes, o saber que estaban siendo cuidados CERCA DE ELLAS. Fui mirada como loca hasta por las psicólogas. En fin, sin comentarios. La rectora y bienestar por fin entendieron el valor del esfuerzo y se hizo que es lo que importa.

Ahora que de nuevo estoy en un cargo formal, con una contratación de tiempo completo, estoy de nuevo ante el dilema. No puedo escoger. Ahora soy la cabeza del hogar. La otra cabeza es gran padre pero está lejos y comparte los gastos formalmente, es decir, paga unas cuentas. Todas las mamás solteras del mundo sabemos que lo que pagan nunca llega ni al 35% de lo que vale criar, ya que el 90% de los gastos son imprevistos: un helado, unos calzoncillos nuevos, un par de acostumbradores, un peluche, varios estrenos en el cine, unos almuerzos en la calle cuando nos encontramos con amigos. Es la vida la que uno hace posible con el dinero que se obtiene trabajando. Y además, lo que importa no es solo la carga económica, sino la emocional y psicológica.

En estos días me recetaron Xanax, un tranquilizante. Muchas mujeres como yo lo toman. Es normal. (Eso dijo el doctor.) Yo lo pedí y cuando lo tuve en la mano sabía que no lo tomaría. El problema no soy yo, y no tengo que doparme para sentirme mejor. El problema es que el sistema me trata como a un hombre, un hombre que se levanta, tira la ropa a un cesto, baja a la mesa a tomar su desayuno, trabaja todo el día, llega a casa cansado, y ocasionalmente bebe unas cervezas con sus amigos. Pasa unos ratos con sus hijos, les ajusta la camisa y les revuelca el pelo. Y el 30 de cada mes paga todas la cuentas.

No soy un hombre. Soy una mujer. Y necesito entrar mas tarde a trabajar porque baño y desayuno a 3 personas, ausentarme a almorzar apra ver como va el día y asegurarme de que se coman las verduras, asistir a mis citas médicas, las de Rodrigo y las de Rosario. Salir un poco más temprano para compartir con ellos algo de día. Y ganar más, no igual, no menos.

Si la guardería me tomó 3 años, esto probablemente me tomará una vida. Sobre todo sola, porque lo que más me duele es que la mayoría de las mujeres no luchan por nada similar. Ellas ocupadas en su tarjeta de crédito, su maquillaje o su prontuario, creen que el feminismo reposa en los discursos libertarios.

Fracasaron las feministas que me pusieron a mi en este lugar. Liberticidio. Vamos por algo diferente! (Lo mejor es que esto vale también para los hombres que crían. Me gustan los discursos de género degenerados.)

Para concluir el link de un evento al que asistí virtualmente que cuando vi...pensé. Miercoles, no soy yo la única loca.