Translate

Buscar este blog

viernes, 31 de diciembre de 2010

Año nuevo

Este año fue bonito,

Aprendí mucho, gané y perdí

lloré y me definí un poco en mi misma

me sentí útil, fútil, sutil...

prescindible, imprescindible,

sola, acompañada...

y vi el sol cuando decidió salir para recordarme que amanece todos los días, y atardece todos los días...

que nuestro tiempo aquí es corto pero sublime...y que no hay tiempo ni energía que perder.

El 2011 llega lleno de preguntas...

de decisiones que debo tomar

de tareas aun aun aun pendientes...


lunes, 27 de diciembre de 2010

pensando en genios




Casi terminamos ya la serie de erase una vez los inventores...

Encontramos muchas cosas en común:
despiste
incredulidad y burla de los demás
pensamiento casi obsesivo en lo que les interesa
poco dinero
muchos con responsabilidades familiares
algunos desempleados o con empleos patéticos
muchos eran amorosos con los niños y los animales
todos tenían un equipo y para muchos, el equipo fue su mujer

Deseos para el 2011

Noche de Bodas

Que el maquillaje no apague tu risa,

que el equipaje no lastre tus alas,

que el calendario no venga con prisas,

que el diccionario detenga las balas,

Que las persianas corrijan la aurora,

que gane el quiero la guerra del puedo,

que los que esperan no cuenten las horas,

que los que matan se mueran de miedo.

Que el fin del mundo te pille bailando,

que el escenario me tiña las canas,

que nunca sepas ni cómo, ni cuándo,

ni ciento volando, ni ayer ni mañana

Que el corazón no se pase de moda,

que los otoños te doren la piel,

que cada noche sea noche de bodas,

que no se ponga la luna de miel.

Que todas las noches sean noches de boda,

que todas las lunas sean lunas de miel.

Que las verdades no tengan complejos,

que las mentiras parezcan mentira,

que no te den la razón los espejos,

que te aproveche mirar lo que miras.

Que no se ocupe de ti el desamparo,

que cada cena sea tu última cena,

que ser valiente no salga tan caro,

que ser cobarde no valga la pena.

Que no te compren por menos de nada,

que no te vendan amor sin espinas,

que no te duerman con cuentos de hadas,

que no te cierren el bar de la esquina.

Que el corazón no se pase de moda,

que los otoños te doren la piel,

que cada noche sea noche de bodas,

que no se ponga la luna de miel.

Que todas las noches sean noches de boda,

que todas las lunas sean lunas de miel.

Joaquín Sabina

sábado, 18 de diciembre de 2010

viernes, 10 de diciembre de 2010

Brillante artículo sobre demografía, estado de bienestar e institucionalización infantil

Por recomendación de uno de esos amigos eternos que tengo, me leí este artículo y haré algunos comentarios.

Cuando uno se la juega de radical, queda en un limbo institucional, político, ético y económico. Hace rato habito ese lugar de tensión permanente en el que no entiendo bien lo que me pasa pero logro volver a mis convicciones...muchas veces traté de clasificarme en izquierdas y derechas...y me reconocí anarca, pero no anarquista de izquierda de organización, sino anarquista de ser dueña de mi propio destino de la intervención de las instituciones, hasta lo que me es posible. Paradojicamente en ese camino me he observado a mi misma expresar afecto por valores que son muy conservadores: defiendo la familia, ataco el feminismo irracional, odio la escuela, genero ingresos austeros y vivo una vida de clase media media, trabajo por la consolidación de las reglas de la ciudad que considero mejores para el autogobierno que cualquier otra cosa...

Muchas veces se me ha cuestionado por trabajar por la educación pública. Y es que el debate es interesante...la educación pública contribuye al control social del cual yo quiero escindirme (no sería esto una especie de elitización donde lo que aplica para mis hijos no aplica para el resto del mundo?) Sí. Y no. Hay tantos niños condenados ya a la cárcel escolar que por lo menos esperaría yo que sirviera para algo, que fuera más amorosa, más consecuente. Que supiera hacer una cosa más que hacer obedecer. Y en eso trabajo...en que los "burócratas estatales" que nos crían los hijos, que nos cuidan a los viejos, que nos hacen la comida...por lo menos sepan lo que hacen. Y así decidan en libertad si quieren seguirlo haciendo.

No es un camino fácil. Por un lado pensar en quitar toda política social en una sociedad que como la nuestra se amontonó en ciudades inviables es un exabrupto. Pero pensar en delegar la intimidad de quiénes somos al estado es una estupidez equivalente. Yo habito el medio de la tensión. No quiero que me gobierne ni el estado ni nadie mi cosciencia. Tuve mis hijos porque yo quería, con estas reglas, y con ellos quise romperlas, probablemente a costa de ellos, pero también probabalmente con un producto social diferente...unas mentes más abiertas, más sanas...ojalá.

Que el estado no proteja a los niños suena terrible. Que no existan los miles de millones que se invierten en mogolla y leche en la mañana es un paliativo. Que las familias se reconstituyan para re-crearse suena a utopía...y si me lo permiten...una utopía basada en la mujer. Si las mujeres vuelven a su lugar, lo piensan y lo valoran...

para qué política social si el animal que somos las mujeres la tenemos dentro.

En fin...

está un poco en jerga esta entrada...pero la escribo para recordarme las apuestas.

Ahora tengo que conseguir este libro:
lva y Gunnar Myrdal, Kris i befolkningsfrågan (”Crisis en la cuestión de la población”), Bonniers, Stockholm 1934,

Me ayudan?