Translate

Buscar este blog

domingo, 16 de agosto de 2009

Entre Nicómaco, Emilio, Amador, Rodrigo y Rosario

No es que yo me considere filòsofa ni mucho menos. Lo que pretendo con el título es recordarle a la gente (que a menudo parece olvidarlo) lo importante que es la crianza, tan importante que ha contribuido a estructurar todo el pensamiento, ya que en el momento de reproducirse, un ser humano además de heredarle a sus hijos lo biológico tiene que detenerse, pensar y enseñar algo muy complejo: lo bueno y lo malo.

que será lo bueno, que sera lo malo

cada vez más confuso...


****


Los domingos, generalmente, como me entran las pensaderas...termino pensando que todo será un proyecto fallido...que este experimento aterrador, en mis condiciones se hará imposible, como tantas otras veces lo he pensado.

He sufrido varios divorcios, y este duelo tiene un nombre temporal pero significativo...se llama martha...mientras la operan de un problema de salud que hemos aplazado demasiado, hace crisis profunda todo el esquema...entro en pánico...necesito tanta ayuda....extraño las redes que nunca he podido realmente disfrutar... (una mama humana, unos suegros reales, unos tios igualmente comprometidos, amigos con hijos, mis mamás desescolarizdoras a las que ya casi ni conozco de tantas que han llegado (por fortuna) a retroalimentarse y apoyarse). Me siento incapaz de navegar esto sola, mientras navego en mi propia existencia y mis preguntas...

Permítanme, así la ausencia esté larga (porque mi portátil aun no lega y esto literlamente incomunicada), un rato de decepción, incapacidad, y terror. Este blog es mucho sobre lo que nos sale bien...pero también sobre lo que nos inquieta. Y a mi, ahora, me inquieta el martes.

Estoy segura de que es transitorio...pero importante de decir. Y tampoco es fácil ponerse así, en público en tal fragilidad. Mi experiencia con el mundo es que aman la fragilidad para destruirte...

Solo que yo por frágil he sido siempre resiliente...vamos a ver qué tanto resisten mis rodillas esta vez.

por fin: carmina en version completa